Revista / Biblioteca de Joyería

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Con el Invierno en la Piel

por Raul Ybarra

... estas en: Raul Ybarra > Bitácora Ybarra

 

 

Congreso de Metalurgia

 

 

Con el Invierno en la Piel

 

 

Es Invierno y el día de hoy en el Congreso estaba haciendo muchísimo frio !!! .........

.... bbbbbbbrrrrrrrrrrr, y como yo soy uno de los expositores estuve en el pódium mientras me tocaba presentar mi trabajo. Así pasé cerca de una hora y media y cuando estaba a punto de ser mi turno, la moderadora decidió hacer un descanso para tomar café.

Salimos todos del auditorio a tomar un cafecito y yo con todo gusto tome el mío. En el descanso estuve platicando con mi hermano que decidió acompañarme al evento. Esto me dio mucho gusto por contar con su compañia.

Platicamos con algunos asistentes antes de continuar nuevamente con las ponencias del congreso. Según yo, mi presentación sería a continuación, sin embargo, para mi sorpresa, llegaron tres ponentes que no habían estado al inicio, por lo que los colocaron delante de mí.

Durante las ponencia de estos expositores, traté de poner atención a la presentación de sus trabajos, algo que me era muy difícil ya que solo se concretaron a leer de manera monótona los papeles que sostenían entre sus manos, sin usar imágenes que ilustraran de forma adecuada sus estudios.

 

Yo era el ponente número cuatro. De repente me doy cuenta que a consecuencia del frio que estaba haciendo en el auditorio, mi mandíbula estaba totalmente trabada y me costando mucho trabajo articular palabra alguna, además de que mis manos estaban heladas como una paleta.

En el momento que le toca la presentación al Arqueólogo que iba antes de mí, aprovecho para bajarme del estrado y salir de la sala para dirigirme en donde estaba la mesa del café, para pedirle al mesero un vaso de agua caliente, para poder calentar un poco mi cuerpo antes de que iniciara mi presentación. El mesero me dice que no tiene agua caliente y solo me puede dar café. ... chispas !!!

Más café !!! ... ya no deseaba tomar café, ya que como no acostumbro esta bebida, la cafeína me pondría a temblar de nervios. De repente el mesero tuvo una idea genial. Coloco un poco de agua fría en un vaso y la calentó con el vapor caliente de la cafetera. Super ¡!!, así me entregó un vaso de agua un tanto más que tibia con el que pude calentar mis manos, mi boca y lengua. Entonces solo faltaba calentar motores: bla, ble, bli, blo, bru !!! ... ups !!! un sorbo mas de agua caliente y listo ... blu !!!

Me dirijo al auditorio y me siento en la fila inicial, listo para la primera llamada al escenario. Estoy saboreando mi agüita caliente y en eso noto que mi cuerpo esta estremeciéndose por el choque térmico producido por el agua caliente que está en mi estomago y lo frio que están las células de mis músculos .... bbbbbbbbrrrrrrrrrrrr !!!

Dios ¡!!, estoy temblando y yo sé que no es de miedo o temor, solo es un temblor fisiológico, pero si no lo logro controlar, me voy a tropezar al subir por las escalinatas hacia el pódium y durante mi presentación voy a tartamudear durante toda mi ponencia y arruinar así a última hora, todo el esfuerzo de investigación que realice para la exposición de mi trabajo ante aquel foro de especialistas.

Ofreciendo aquel momento de incertidumbre a Xipetotec, Dios de los orfebres prehispánicos, trate de meditar y concentrar mi mente en que todo saldría bien. Me encontraba en ese trance cuando en eso ... tercera llamada, tercera, comenzamos !!! El siguiente trabajo es del Orfebre Raul Ybarra sobre Metalurgia Prehispánica ... anunciaba la moderadora del evento.

Con calma, me levanto y me dirijo al estrado ... Comienzo a presentar mi trabajo y sin pensarlo mucho, mi ponencia fluye con calma y de manera pausada. Del frio ? ... ya ni mi cuerpo, ni yo nos acordábamos. Sabía que lo más duro ya había pasado y que estaba ahora en mi medio, como pez en el agua. De esta manera fueron transcurriendo las imágenes y las explicaciones. De vez en cuando volteaba a mirar al auditorio para medir su grado de interés en la presentación y observaba que todos estaban atentos a las imágenes y explicaciones que estaba proyectando.

En ocasiones note que los presentes asentían con la cabeza a algunas de mis observaciones, lo cual hacían como un signo de aceptación. Así, el tiempo transcurrió de manera tersa y suave, cautivando a los presentes con un tema de investigación totalmente nuevo para ellos. Gracias XipeTotec !!!

 

 

 

IMPORTANTE: El contenido y fotografías de esta Bitácora están registradas y protegidos por los derechos de autor © Raúl Ybarra, por lo que no deben ser copiados o reproducidos sin autorización por escrito de Raúl Ybarra.
 

Biblioteca de Joyeria