Revista / Biblioteca de Joyería

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Filogenia de las Técnicas Prehispánicas de Orfebrería - 1/3

por Raul Ybarra

... estas en: Raul Ybarra > Bitácora Ybarra

 

 

Maestros Don Leonidas Saraya y Don Gregorio Cachi Palomino

Orfebres de San Pablo, Departamento Cusco, Perú

 

 

Filogenia de las Técnicas Prehispánicas de Orfebrería

 

 

INTRODUCCION

 

La gran expansión geográfica de la cultura Inca tuvo como una de sus finalidades la obtención de tributos para sus templos. Es por ello que al ser vencidos los gobernantes de Gran Chimú (costa norte de Perú) y los Yungas en donde existía una tradición en el trabajo de metales preciosos, sus joyas y artesanos fueron llevados a Cusco. (Carmona 2003)

 

Algunos cronistas españoles mencionan que comunidades orfebres de la costa de Perú (yungas) se dedicaban exclusivamente a su oficio sin necesidad de trabajar en otras actividades, como lo señala por ejemplo Francisco Pérez quien en 1579 escribió en su memorial: "Es notorio entre los naturales de este reino, que indios yungas plateros nunca labraron ni cultivaron tierras algunas para comer, sino que comen de sus oficios de plateros". Este tipo de artesanos fueron trasladados eventualmente a Cusco y otras provincias para trabajar para el estado Inca. (Vetter 2008)

 

Las reseñas anteriores probablemente explicarían el origen de la actual tradición orfebre de la comunidad de San Pablo que solo se encuentra a 120 km de Cusco. Otra posible raíz de este oficio serían los Mitma de Ishma (costa central) los cuales fueron igualmente llevados al oeste de Cusco (a Picoypampa) durante el siglo XV o XVI. (Carcedo 1997; Vetter 2008)

 

La comunidad de San Pablo se encuentra en la provincia de Canchis a unos 3,500 msnm, al lado del rio Vilcanota y al sureste de la ciudad de Cusco. Sus habitantes se han dedicado a la platería desde hace mucho alternando esta con otras actividades como la agricultura, carpintería, sastrería, etc.

 

La Dra. Carcedo menciona que en base a estudios etnoarqueológicos se ha comparado la tecnología actual de los artesanos de esta región con los instrumentos de orfebrería prehispánicos, observando una continuidad tanto en forma como en función. (Carcedo 1997, 1998) Cabe señalar que estas investigaciones solo abarcan los procesos de fabricación (trabajos directos en metal) y no los de fundición de joyería.

 

Las técnicas de vaciado fueron empleadas por las culturas Mochica, Sicán, Chimú e Inca (Carcedo 1997), sin embargo aún no se ha podido definir qué tipo(s) de fundición utilizaron (ej: moldes abiertos, bivalvos, amoldado o fundición a la cera perdida), pues frecuentemente en la literatura se encuentran descripciones - a priori - de que algunos objetos como por ejemplo cierto tipo de hachas fueron elaboradas en moldes abiertos, cuando un estudio al microscopio revela en su superficie marcas del canal de fundición, espátulas y/o fracturas del molde, lo cual evidencia claramente un origen a la cera perdida. (Ybarra 2012a / click aquí)

 

En un estudio comparativo entre los moldes de fundición usados actualmente en la comunidad de San Pablo con otros de origen prehispánico provenientes del cementerio Inca de Rinconada Alta en La Molina en Lima, se encontraron ciertas similitudes en el método de su elaboración, como por ejemplo el uso de temperantes orgánicos (fibras) para dar resistencia y plasticidad al barro. (Vetter 2011) 

 

Aunado a lo anterior, existen diferencias sutiles entre las estructuras anteriores (el de San Pablo y el de origen prehispánico con impresión de figura antropomorfa) que podrían hacer pensar que la técnica de moldes bivalvos de San Pablo es una variación más sofisticada que la de su contraparte prehispánica, como lo señalan las siguientes características morfológicas que solo se encuentran presentes en los moldes de esa comunidad: (Ybarra 2012a / click aquí)
a) Existencia de hermeticidad entre ambas valvas.
b) Mayor definición en la impresión del modelo.
c) Ausencia de estrías en las caras internas.
d) Carencia de gránulos de arena.
e) Menor grosor en el molde.

 

 

Filogenia de las Técnicas Prehispánicas de Orfebrería.

Comparación entre un molde prehispánico bivalvo y uno contemporaneo de amoldado.

izq: Pieza del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú. 

 

 

 

Se debe tomar en consideración que la presencia de grandes cantidades de fibra orgánica (pelo de animal o algodón) en la mezcla de barro de San Pablo, le brinda una plasticidad especial para lograr impresiones de alta calidad. A diferencia de lo que se observa en la estructura de los moldes prehispánicos de Rinconada Alta, en donde existe un porcentaje considerable de arena la cual tiene una función opuesta al de la fibra, desde el punto de vista plástico, pues la arena disminuye la flexibilidad del barro para lograr impresiones detalladas. Sin tomar en cuenta que ambas en cantidades moderadas (fibra y arena) proveen al molde la misma resistencia para evitar fracturas durante el proceso de secado/horneado. (Ybarra 2012b / click aquí)

 

 

AMODELADO: EVOLUCION TECNOLOGICA

 

Evolución de los procesos orfebres.

 

Se podría pensar que los procesos de orfebrería en la época prehispánica tuvieron una evolución paulatina a través del tiempo, en donde cada una de las etapas alcanzo un perfeccionamiento técnico antes de derivar en nuevos métodos. 

 

De esta manera, es probable que en un inicio los primeros objetos decorativos hechos por los antiguos artesanos hayan sido fragmentos de metal (plata u oro nativos) obtenidos del lecho de los ríos, los cuales fueron transformados a formas laminares básicas con el uso de una piedra (técnica de martillado).

 

Posteriormente, descubrieron que podían fundir los metales con calor y con ello lograron conglomerados de mayor tamaño logrando fabricar así objetos más grandes. De esta manera han de haber adquirido las nociónes sobre temperaturas, aleaciones y temple de los metales. Tal vez en un principio esto se dio de manera accidental para luego convertirse el aprendizaje en una forma de prueba y error y por último en experimentación controlada, estableciendo con ello nuevos procesos como: el soldado, calado, grabado, cincelado, repujado, engastado, dorado, pulido, etc.

 

 

Filogenia de las Técnicas Prehispánicas de Orfebrería.

Herramientas prehispánicas de Orfebrería.

Colección del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú.

 

 

 

Con la constante repetición de una misma actividad, se ha de haber formulado la idea de abreviar esta y con ello ahorrar tiempo que podía ser utilizado de otra manera. Tal vez así fue como se concibieron los primeros moles abiertos con el objeto de no tener que llevar un pedazo de metal amorfo hasta una forma determinada.

 

 

Ejemplos de moldes abiertos o univalvos.

der: molde abierto del Museo Nacional de Ecuador.

izq: Moles abiertos del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú.

 

 

 

Con las experiencias de los moldes abiertos, posteriormente se derivaron los moldes cerrados o bivalvos (de dos partes), en los cuales se podía controlar con mayor precisión el grosor y volumen del objeto producido, dándole además texturas decorativas que anteriormente no se habían podido lograr de esa manera. Una gran ventaja de este tipo de moldes es que se podían reutilizar varias veces antes de que se deteriorara y con ello lograr una pequeña producción en serie de la misma pieza. Para remplazar el molde solo se requería volver a usar el mismo patrón que podía estar fabricado en: hueso, madera, piedra, metal, concha, etc.

 

 

Molde prehispánico bivalvo.

Colección del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú.
©MNAAHP/©María Jhong

 

 

 

A pesar de las ventajas en ahorro de tiempo, estos moldes tenían algunas limitaciones importantes para su uso, como por ejemplo que el modelo impreso en ellos no debía tener relieves que impidieran su liberación, o que los diseños resultantes contaban con excesos de metal (rebabas) por las filtraciones ocurridas durante el vaciado, lo que en ocasiones afectaba la calidad de la pieza.

 

 

Comparación entre un molde de amoldado y uno de cera perdida.

 

 

 

De los moldes bivalvos probablemente se desarrollaron dos líneas de fundición diferentes: a) La técnica de amodelado que es una variación sofisticada de este tipo de moldes; y b) El proceso de la cera perdida que es totalmente distinto, en donde la innovación más importante fue el empleo de la cera de abeja para la creación del diseño.

 

Estas transiciones debieron haber tomado algún tiempo, en particular la de la cera perdida pues para ello aún se necesitaba un mayor número de experimentos para lograr controlar las infinitas variables que hacen de este proceso la técnica más avanzada de elaboración de joyería, pues desde que fue establecida hace más de 2,000 años, aún no ha tenido modificaciones significativas hasta nuestros días.

 

 

Siguiente >>>

 

 

IMPORTANTE: El contenido y fotografías de esta Bitácora están registradas y protegidos por los derechos de autor © Raúl Ybarra, por lo que no deben ser copiados o reproducidos sin autorización por escrito de Raúl Ybarra.
1ago12 Cusco, Perú
 

Biblioteca de Joyeria