Revista / Biblioteca de Joyería

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

 

Estudios en Orfebrería Antigua

por Raul Ybarra

... estas en: Raul Ybarra > Bitácora Ybarra

 

 

La orfebreria antigua en la epoca de lluvias.


EL CODICE FLORENTINO Y LOS CICLONES

La orfebrería y el clima normalmente no interactúan, ya que las condiciones meteorológicas no afectan la producción de ningún taller moderno.

Sin embargo antiguamente no era así, pues se requería que el sol secara los moldes de barro para poder procesar los diseños de joyería, tal y como lo describe el CODICE FLORENTINO.

PARRAFO #06 - "En dos días se secan, se resecan, se enjutan, se endurecen. Cuando se ha secado bien, cuando se ha endurecido, luego se graba, se moldea el carbón con una navajilla de metal."

PARRAFO #20 - "Cuando se ha cubierto y revestido lo que se moldea, por dos días aún se seca, y luego se le pone el tubo para el oro".

Se debe de tomar en consideración que la información recopilada en este documento por los ayudantes indígenas del Fraile Franciscano Bernardino de Sahagún en 1555 (aprox), lo hicieron en la antigua ciudad de México (Tlatelolco, Texcoco y Tenochtitlán), la cual posee por su situación geográfica estaciones definidas de lluvias y sequía.

Sin embargo, si este Códice hubiera sido escrito en otra de las regiones donde se desarrolló la Técnica de la Cera Perdida, como Ecuador, Colombia, Venezuela, Panamá y/o Costa Rica, seguramente contaría con un párrafo adicional que describiría como secar los moldes de barro durante la EPOCA DE LLUVIAS Y CICLONES, la cual dura más 5 meses agudizando con ello el grado de humedad en estas zonas tropicales que alcanza del 80% al 100%, impidiendo así el deshidratado.

La gran variedad en estilos y diseños de la orfebrería prehispánica hace pensar que los artesanos han de haber trabajado este proceso todo el año.

Debido a que los moldes deben secarse gradualmente antes del bajado de la cera y fundición del metal para que con ello adquieran dureza que le permita reproducir las texturas, es muy probable que dichas piezas se colocaran cerca del fogón de la cocina.

Con esto se ahorraría tener que consumir carbón extra, el cual seguramente escasearía durante los meses húmedos, aprovechando así una fuente de calor que siempre estaba disponible para la elaboración de los alimentos.

Raul Ybarra


FOTOGRAFIA:
Izq. Fotografía satelital en época de ciclones en Latinoamérica
Der. Moldes de barro en fogón de cocina indígena, por Raul Ybarra
 

 

 

 

IMPORTANTE: El texto y las imágenes (cuando asi se señalen) de esta página están registradas y protegidos por los derechos de autor © Raúl Ybarra, por lo que no deben ser copiados o reproducidos sin autorización por escrito de Raúl Ybarra.
 

.

 

Biblioteca de Joyeria