Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Cuidado y limpieza de las perlas
... estas en: Biblioteca Índice > Gemas

 

 

Cuidado y limpieza de las perlas

Cuidado y limpieza de las perlas

 

 

Cuidado y limpieza de las perlas

 

 

Es importante conocer el cuidado de las perlas que se encuentran en la joyería para que así estas mantengan su textura y color por mucho tiempo.

Cuando se usa joyería con perlas, hay que evitar que los perfumes y otros productos elaborados en base de alcohol y aceites entren en contacto con ellas. Las perlas provienen del mar y por tanto no les gusta que se les deshidrate !!

La aplicación de productos para el cabello y lociones pueden transformar con el tiempo a una perla fina en una simple cuenta opaca y seca. Los sprays para el cabello y las lociones se deben aplicar en la persona antes de comenzar a usar la joyería. De lo contrario estos químicos van a dejar una película opaca en la superficie de las perlas.

 

Así mismo, hay que evitar usar lociones y perfumes de mano en los lugares en donde las perlas puedan estar en contacto con ellas. Se recomienda, aplicarse los perfumes en la ropa para prevenir que estos puedan dañar las perlas si se usan en la piel y entran en contacto con las perlas presentes en anillos y collares principalmente.

 

Si se sabe cuidar a las perlas estas van a durar por muchos años.

La joyería que posee perlas (anillos, collares, etc.) deben de guardarse en bolsitas de tela suave. Hay que evitar colocarlas junto con la demás joyería sin la debida protección ya que esto las puede dañar. Recuerda, las perlas son mas suaves que el metal y este las puede rayar y maltratar.

Para limpiar la joyería con perlas, hay que enjuagarla primeramente con agua, de preferencia purificada para evitar el contacto de las sales y el cloro con las perlas. Posteriormente coloca una pequeña cantidad de jabón neutro en la palma de tus manos y aplicarlo suavemente a las perlas con los dedos.

Si la joyería se encuentra muy sucia, se puede emplear un cepillo de cerdas muy suaves y con movimientos gentiles se limpiara la joyería
fácilmente.

Por ultimo, enjuaga perfectamente las perlas con agua fría y secarlas usando una toalla de textura suave.

 

Cuidado y limpieza de las perlas


 

 

 

Cuidado y limpieza de las perlas

 

 

Tip enviado por: Mario Gandara
Barcelona, España

 

 

Las perlas se estropean por varias causas: las secreciones ácidas de la piel, los gases mefíticos, el agua salada y el jabón deterioran las perlas, y con frecuencia los cambios bruscos de temperatura producen resquebrajaduras y a veces hasta su destrucción completa. Con el transcurso del tiempo las perlas se vuelven mate, o como se dice ordinariamente se "ponen viejas o enfermas". Una vez que pierden todo el brillo se dice que "están muertas". Se han hecho muchos intentos para devolver el brillo a las perlas muertas, pero ninguno ha dado resultado satisfactorio.


Limpieza de las perlas

Las perlas se vuelven amarillas con el tiempo por absorción de la transpiración, ya que se usan sobre el pelo, la garganta y los brazos. A continuación pueden verse varias formulas para devolver a las perlas su blancura.

a) Se ponen las perlas en un saquito con salvado de trigo y se calienta este sobre fuego de carbón, sin dejar de remover el salvado.

b) Se mezclan 8 partes de cal bien calcinada y finamente pulverizada, con otras 8 partes de carbón de leña en polvo y tamizado y con 500 partes de agua de lluvia, que se hierve después, suspendiendo las perlas sobre el vapor que se desprende hasta que se calienten bien: después de hierven durante cinco minutos en el liquido, que se agita con mucha frecuencia. Se dejan enfriar en el liquido se sacan y se lavan bien con agua clara.

c) Se echan las perlas en un saquito de lienzo fino, se rocían con sal, se ata el saquito y se lava bien con agua templada hasta que salga toda la sal; después se secan a la temperatura ambiente.

d) Se hierven las perlas durante un cuarto de hora en leche de vaca a la que se haya agregado un poco de queso o de jabón; se sacan, se lavan con agua clara y se secan con un paño limpio blanco.

e) Se pasan las perlas por un hilo de seda, o se envuelven en una gasa fina; se introducen en un trozo de pan de harina de cebada, que se cuece al horno, pero sin que llegue a tostarse. Una vez frío se sacan las perlas ya blancas.

f) Se suspenden las perlas un par de minutos en vinagre de vino fuerte y caliente o en ácido sulfúrico muy diluido; se sacan y se lavan bien con agua. No deben tenerse mucho tiempo en el ácido, porque saldrían dañadas. 

g) Se lavan las perlas con agua templada y jabonadura ( de jabón blanco de Castilla), y se secan agitándolas en una caja llena de aserrín de joyeros.

Para limpiar sortijas con perlas se sigue uno de los dos métodos siguientes:

h) Si la perla, tanto en la sortija como en otra joya cualquiera, esta rodeada de diamantes, lo mejor es poner la joya de que se trate en agua limpia templada; se moja un cepillo flojo de dientes en el agua, después de lo cual se frota sobre jabón de tocador y se hacen unas jabonaduras en la palma de la mano; a continuación se frota la joya con cepillo, cuidadosamente, hasta que quede bien limpia. No debe quedar ningún trozo de jabón sobre las piedras. 

 

En algunos casos hay que jabonar la joya varias veces para obtener el resultado apetecido. Una vez quitada la suciedad, se lava aquella con agua templada y se sopla o se pone ante un ventilador, para que se seque con rapidez la perla. Se pone entonces la joya en una cajita con aserrín de joyeros, donde se agita con cuidado durante unos minutos. Si al sacar la joya se ve que hay partículas de aserrín entre las piedras, se quitan con un cepillo de dientes suave, seco, de modo que la perla y los diamantes queden bien limpios y brillantes. 

 

Hay quien prefiere emplear alcohol en vez de aserrín pero se corre el peligro de perjudicar el montaje de las piedras; el modo mas seguro de usarlo consiste en sumergir una sola vez la joya en el alcohol y sacarla enseguida con un ventilador o con un cepillo de dientes. El tiempo total que se debe tardar en limpiar perlas no ha de pasar de diez minutos, y cuando se tienen en continuo uso ha de repetirse la limpieza cada dos o tres semanas.

i) Para quitar el polvo pegado alrededor de la base de una perla, se hace uso de un cepillo de dientes flojo, ya que solo es este modo puede llegarse a limpiar bien las juntas y rincones que siempre presentan las joyas.

Para pegar trozos de perla y madreperla sobre cristal. Se dora primero el contorno de la figura que se quiere hacer y cuando el dorado esta seco se rellena en espacio limitado por el mismo con el barniz muy claro; una vez que el barniz este pastoso, se pone un poco de cola en la punta de un dedo, con el que se van tomando los trozos o escamas de perlas y colocándolos en los diversos puntos de la figura o letra de que se trate; los espacios que queden al descubierto se llenan con trozos mas pequeños, y por ultimo se espolvorea todo con polvos de perla o madreperla. Finalmente se aplica una capa de albayalde coloreado como se desee y mezclado con aceite de linaza cocido y oro Japón.


Pulimento de las perlas

a) Se hace una pasta espesa con polvos de Trípoli y aceite de oliva; después se diluye con ácido sulfúrico y esta pasta fluida se aplica a las perlas, que se frotan en seguida con un corcho forrado de terciopelo; en cuanto las perlas están brillantes se lava bien con agua y se secan.

b) Se tratan con piedra pómez en polvo muy fino, lavado para separar las impurezas; después se frotan con un pulidor y cenizas de estaño y agua.

 

Cuidado de las perlas


 

 

 

Cuidado y limpieza de las perlas

Limpieza y mantenimiento de las perlas de cultivo

 

 

Tip enviado por: Miriam
San Isidro, Argentina

 

 

Como mantener las perlas sanas y jóvenes por tiempo indeterminado.

MATERIALES:
Sal fina
Lienzo húmedo
Bicarbonato en polvo

 

PROCEDIMIENTO:
Proceder a la limpieza de las perlas, humedeciendo un trozo de lienzo en agua fría y espolvoreando con bastante sal fina. 

Colocar las perlas sobre la mitad del lienzo y cubrir con la otra mitad. proceder a frotar las perlas una por una entre los dos lienzos. Retirar el exceso de sal con un lienzo seco y limpio.

 

CONCLUSIÓN:
Mientras las perlas no estén en uso. conviene guardarlas en una caja con bicarbonato de sodio en polvo. cepillándolas levemente al momento de uso. Evitar las cremas, perfumes, lacas y demás cosméticos ya que las dañan indefectiblemente.

 

Cuidado de las perlas


 

 

 

Cuidado y limpieza de las perlas

Limpieza de perlas negras de Tahití

 

 

Tip enviado por: Francisco Adell Meca
Tahití, Polinesia Francesa

 

 

El termino propiamente dicho de "perla negra" no es rigurosamente correcta ya que la perla de la Pictada margaritifera puede ir del blanco anacarado, al negro pasando por el berenjena, champan y color de ala de mosca.

 

El cultivo de las perlas, a partir de las ostras Pinctada Margaritifera la única variedad del mundo que produce una perla de color negro se ha desarrollado en Polinesia desde hace más de veinte años. El naissain (un conjunto de ostras jóvenes) es sumergido en las aguas de la laguna. 

 

Cuando éstas ostras llegan a la edad adulta (al cabo de 3 años), las perlas son sembradas : se abre el molusco y se le implanta en el cuerpo (generalmente en las glándulas sexuales) un núcleo (pequeña perla fabricada a partir de un molusco de agua dulce). A continuación las ostras son sumergidas el la laguna durante un periodo superior a 18 meses, y vigiladas con gran atención. Pero, menos de la mitad de las ostras sólo producirán una o dos perlas. 


Los diferentes colores son naturales, los grises o negros con reflejos de tonos diferentes : plateado, azul, rosa, verde, o berenjena. Cada forma es única, y la perla más rara es la perfectamente esférica, ¡ y la más cara ! También hay otras formas muy buscadas, como la pera o el capullo. A parte del color, está el lustre (su destello brillante) y claro está, la talla (diámetro) son los elementos importantes para la elección. 


INTRODUCCIÓN:
La perla negra de Tahití tiene un brillo especial y se obtiene o reconstituir de la siguiente manera.

MATERIALES:
Maíz seco pulverizado sin cáscara

PROCEDIMIENTO:
Colocar las perlas junto con el maíz triturado en un botella plástica y agitar fuertemente durante unos 10 minutos, debe haber mas cantidad de maíz que perlas, luego de este sencillo proceso, lavar las perlas con liquido lava-vajillas casero y posteriormente enjuagarlas bien y secarlas con una toalla limpia.

 

Limpieza de perlas negras de Tahití

 

IMPORTANTE: El contenido (texto y fotografías) de este artículo: "Cuidado y limpieza de las perlas" están registrados y protegidos por los derechos de autor © Raúl Ybarra, por lo que no deben ser copiados o reproducidos sin autorización escrita de Raúl Ybarra.

Biblioteca de Joyeria