Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

La geografía de la joyería
... estas en: Biblioteca Índice > Economía

 

 

Maria Ines Hurtado

Maria Ines Hurtado

 

 

La geografía de la joyería

 

 

Tip enviado por: Maria Ines Hurtado

Santiago, Chile

 

 

La joyería también puede ser elaborada viajando. Yo la he utilizado como sustento económico y medio de expresión artístico mientras recorro diferentes culturas y paisajes.

Hace tres años y medio que salí de Chile definitivamente, a mis 25 años. De profesión geógrafa, No sabía hacer mucho con las manos. Entre la India y Latinoamérica fui aprendiendo a trabajar con mis manos la plata y otros oficios creativos (hasta aprendí a hacer sombreros) que me fueron dando un sustento. Aprendí especialmente de otros viajeros a los que vi viajar con sus herramientas: pesadas mochilas con lastras, sopletes, martillos, yunques....todo lo que parecía imposible cabía en una mochila. Lo más importante estaba en la inspiración, en lo que el viaje permitía observar y luego en la creación misma. 

 

 

Maria Ines Hurtado



El viaje me ha permitido recolectar piedras y materiales orgánicos autóctonos de las más diversas geografías de Latinoamérica, esto me hizo caer en la cuenta de que se puede lograr una joya utilizando una piedra común o un trozo de coral en bruto. En Colombia tomé el ámbar nuevo llamado copal, en Perú me encontré con la crisocola, la serpentina, los cuarzos. En Chile el lápiz lazuli de un color tan azul como el océano de sus costas y los fósiles del desierto de atacama. En Ecuador obtuve la tagua de los árboles, que pulida parecía marfil. En Guatemala vi los jades más variados: jade lila, manzana, jade esmeralda y ahora, en México, he ido tras el ópalo de fuego en Querétaro, el ámbar de Chiapas, las turquesas de Sonora, las ágatas de fuego y los diversos fósiles de Palenque y el desierto. 

Todo esto ha dado como resultado mi creación itinerante de anillos con extrañas formas y texturas que a veces asemejan las texturas del suelo o de la corteza de un árbol.

El ir viajando e incorporar el trabajo de la joyería con estos minerales, ha sido una experiencia de contacto con la tierra, con las culturas autóctonas de los lugares, con mis manos y mi escancia creativa y luego, con el comprador de mi trabajo. Por otra parte, también hay que saber vender lo que uno hace: hay que saber donde pueden apreciar tu trabajo y pagártelo, por eso uno se mueve entre fiestas y ferias, temporadas de turismo, siguiendo a la vez datos de otros artesanos viajeros. Me ha tocado vender con artesanos de todas partes y culturas...al lado de uno la mujer que teje canastos o un huichol peregrino que vende los dibujos de su cosmovisión en chaquiras, artesanos que trabajan la piel o hacen instrumentos, todos juntos tratando de vender su trabajo, a veces tan desvalorizado por la gente que regatea indiferente. Ahí está la lucha por hacer que lo que uno hace valga para el otro. Que el otro logre abrir su mente y ver el trabajo y esfuerzo que hay detrás y pagarte lo que realmente vale.

Para viajar haciendo joyería recomiendo llevar en una mochila de unos 40 litros lo que para mí es esencial: una lastra, arco y seguetas finas, un soplete portátil: en mi caso uso un soplete de boquilla lo más fina posible insertable en un tanque de butano desechable (cuesta unos 20 pesos el tanque y da para soldar durante varios días), ácido ecológico que compro en el DF a 17 pesos la botella; es menos tóxico y se calienta con el soplete antes de utilizarlo, viajo con altincar en polvo y pinzas para soldar, martillo de hule y de fierro, un yunque pequeño, pinzas planas y redondas, y una tijera para cortar lamina. Sueldo sobre un ladrillo que encuentre donde esté. Compro granalla donde la encuentre a buen precio y la mando laminar en los pueblos o ciudades donde sea posible....para pulir y abrillantar las piedras viajo con un motor pequeño donde inserto las brocas necesarias y por último, para trasladar la mochila con las pesadas herramientas uso un diablito o carrito con ruedas. Todo es posible con ganas de viajar. 

 

 

La geografía de la joyería

 

IMPORTANTE: El contenido (texto y fotografías) de este artículo: "La geografía de la joyería" están registrados y protegidos por los derechos de autor © Raúl Ybarra, por lo que no deben ser copiados o reproducidos sin autorización escrita de Raúl Ybarra.
Sep 09

Biblioteca de Joyeria