Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Como diferenciar un diamante de una zirconia
... estas en: Biblioteca Índice > Gemas

 

 

Como diferenciar un diamante de una zirconia

Como diferenciar un diamante de una zirconia

 

 

 

Como diferenciar un diamante de una zirconia

 

 

Existen algunas formas muy sencillas para conocer si un Diamante es verdadero o no. 

 

Las Zirconias son piedras que se confunden frecuentemente con los diamantes ya que son muy parecidas en su forma. Sin embargo estas poseen características que las hacen distintivas de los Diamantes.

 

1) El método mas empleado es el usar un instrumento que realiza una prueba de conductibilidad térmica (conducción del calor) en la piedra (ver imagen). El diamante es muy buen conductor del calor mientras que las demás piedras son un tanto aislantes y por tanto no lo conducen bien.

 

2) Con un poco de practica tu puedes aprender a notar la diferencia entre las piedras usando una lupa de 10 x aumentos. Las Zirconias son diferentes a los diamantes en su apariencia.


Las Zirconias poseen mucha dispersión de la luz (fuego) y esto se puede notar muy bien viendo la piedra desde la corona, si volteas la piedra y la miras por el "pavilion" se va a observar un resplandor de color café-anaranjado sobre casi toda esta área. Esto no se observa en los diamantes. En general las Zirconias son un poco mas obscuras y no son tan brillantes como los diamantes y esto se nota bien cuando se colocan uno a lado de la otra.

 

3) Viendo una piedra con una lupa de 10 X la Zirconia va a mostrar mas su naturaleza de dureza suave durante el proceso de pulido. Las esquinas facetadas se encuentran un tanto mas redondeadas, mientras que en los diamantes estas muestran ángulos agudos y bien definidos.

4) La mayoría de los diamantes poseen inclusiones y las Zirconias no las presentan.

5) Los diamantes no translucen el fondo como lo hacen las Zirconias. Esto se puede observar muy claramente cuando se coloca un diamante boca abajo sobre un pedazo de papel que posea una línea. Con el diamante no se puede ver la línea a través de el y con la Zirconia si.

6) Si se coloca una pequeña gota de agua sobre la superficie de un diamante limpio de grasa y se mueve esta con una aguja, el agua conserva su forma globular, en una Zirconia el agua se extiende sobre la superficie.

7) Mirando a través de un diamante un punto negro en un papel blanco, se observa un solo punto bien definido, con una Zirconia se ven varios puntos o uno de aspecto borroso.

8) Colocando un diamante en un vaso con agua, este se observa perfectamente y brilla a través del líquido, mientras la Zirconia se vuelve casi transparente difícil de localizar.

 

9) En la luz ultravioleta el diamante se ve fluorescente y la zirconia tiene un leve color lila.

 

10) La zirconia es incolora y el diamante posee un ligero color.

 

11) Visto por arriba, desde la meza de la zirconia, se observan que las facetas de los cortes en el culet y pabellón son dobles, y en el diamante no.

 

 

¿El circón o Zirconia y la moissanita son imitaciones del diamante?
No son imitaciones del diamante, (aunque se pueden obtener también artificialmente), son dos minerales diferentes; sin embargo por sus características pueden confundirse con él. Se les talla también con la talla brillante y cualquier otra. Son muy llamativos pero su precio es bajísimo en comparación con el diamante. 

 

Diferencias entre un diamante y una zirconia


 

 

Como diferenciar un diamante de una zirconia

Modo de conocer los diamantes legítimos

 

 

Tip enviado por: Mario Gandara
Barcelona, España

 


Como observar las diferencias entre un diamante y una zirconia.

 

a) Si con un lápiz de aluminio se hace una señal cualquiera sobre vidrio, porcelana o cualquier otra sustancia que contenga sílice, no puede quitarse esta señal por frotamiento, por muy enérgico que éste sea, y aun los ácidos no la hacen desaparecer por completo, a menos que la superficie esté del todo exenta de materia grasa, lo cual se puede lograr frotándola con tiza y pasándole un paño mojado al tiempo de hacer la señal. De aquí se deduce que para distinguir el diamante bueno del falso, se limpia bien la piedra y sobre la misma se marca una línea con un lápiz aluminio, y después se frota bien con un paño húmedo. Si la línea sigue siendo visible, la piedra es falsa con toda seguridad; al contrario si la piedra es diamante desaparece la línea sin dejar señal y sin perjudicar a este en nada.

b) El procedimiento más ordinario para reconocer el diamante es la lima que no muerde al verdadero, mientras que corroe con facilidad los falsos. Hay otras piedras no afectadas por la lima, pero sus propiedades, tan distintas de las del diamante, hacen imposible toda confusión. - Nota: este procedimiento puede ser potencialmente destructiva para una gema verdadera.

c) Rayando un cristal con un diamante se corta aquél con muy poca presión bastando un ligero golpe para que se separen las dos partes. Un diamante falso podrá, rayar el cristal, pero éste no se corta con tanta facilidad como con un diamante legítimo.

d) Echando una gota de agua sobre una faceta de un diamante y moviendo aquélla con la punta de un alfiler, conserva su forma globular, suponiendo que la piedra esté limpia y seca. Haciendo el experimento con cristal se ve que la gota se extiende.

e) Echando un diamante en un vaso con agua se ve claramente y brilla a través del líquido. El diamante falso sé, confunde, con el agua y queda casi invisible.

f) Mirando a través de un diamante un punto negro en un papel blanco se ve un solo punto bien marcado; con un diamante falso se ven varios puntos o un punto borroso.

g) El ácido fluorhídrico disuelve todas las imitaciones, pero no produce efecto alguno sobre el diamante legitimo.

h) Una persona acostumbrada a ver diamantes descubre en seguida que las facetas de los verdaderos no son tan regulares como las de los falsos, pues al tallar uno bueno se prefiere que haya alguna pequeña irregularidad mejor que hacer perder peso a la piedra, pues todo el mundo sabe que los diamantes se venden al peso. En cambio, con las imitaciones, tanto hechas de pasta como de piedras baratas, hay materia prima abundante y no importa cortar lo necesario para que resulten piedras perfectamente talladas.

i) Sobre una tela rayada en blanco y rojo se coloca la piedra que se quiere ensayar; si es falsa se ven los colores a través de ella, no viéndose si se trata de un diamante verdadero.

j) Frotando un diamante legitimo sobre madera o metal, después de haber estado expuesto a la luz del arco voltaico, resulta fosforescente en la oscuridad, lo cual no ocurre con las imitaciones.

k) Se calienta la piedra que se quiere ensayar después de cubrirla con bórax, y se deja caer en agua fría. Si es un diamante, no le ocurre nada, pero si es un trozo de cristal tallado, se rompe en pedazos al penetrar en el agua. - Nota: este procedimiento puede ser potencialmente destructiva para una gema verdadera.

 

Diferencias entre un diamante y una zirconia


 

 

 

Como diferenciar un diamante de una zirconia

 

 

Tip enviado por: Raúl García 
DF, México

 

 

Para identificar un diamante a una zirconia podemos observarlas con
una lupa de 10 aumentos por la mesa y al hacerlas un poco de lado
veremos que en la mesa del diamante se ve como un espejo totalmente cristalino y en la zirconia veremos que en la mesa se observa un triangulo negro.

 

Diferencias entre un diamante y una zirconia

 

IMPORTANTE: El contenido (texto y fotografías) de este artículo: "Como diferenciar un diamante de una zirconia" están registrados y protegidos por los derechos de autor © Raúl Ybarra, por lo que no deben ser copiados o reproducidos sin autorización escrita de Raúl Ybarra.

Biblioteca de Joyeria