Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Composición y diseño de Joyería
... estas en: Biblioteca Índice > Diseño

 

 

Composicion y Diseño de Joyeria

Composición y diseño de Joyería

 

 

Composición en el Diseño de Joyería

 

 

La finalidad del diseño es transmitir ideas, mensajes, afirmaciones visuales. La mayor parte del trabajo de diseño se relaciona específicamente alrededor de la venta o la promoción de una joya.

Por lo que es muy importante el establecer una imagen o diseño único de un modo original y eficaz para comunicarse con su mercado potencial.

En primer lugar, diremos que la composición de un diseño es, adecuar distintos elementos dentro de una pieza de joyería, que previamente habremos conceptualizado, combinándolos de tal forma que todos ellos sean capaces de poder aportar un significado para transmitir belleza.

 

Al diseño podemos aplicarle dos definiciones de de composición artística: 

1. La disposición de elementos diversos para expresar decorativamente una sensación. 

 

2. Una disposición de los elementos para crear un todo satisfactorio que presente un equilibrio, un peso y una colocación perfecta.

Todo mensaje en diseño se elabora siempre por medio de una combinación coherente y estudiada de los elementos visuales con los que hayamos decidido trabajar. Estos elementos pueden ser imágenes, texturas, colores, piedras, metales, formas, tamaños, etc.

El diseño deberá ordenarse habitualmente en una estructura, coherente y dentro de los parámetros de la simetría en la disposición de los distintos elementos. El diseñador debe tener siempre presente, que cada elemento de la composición, en función de la ubicación, dimensión o protagonismo que le asignemos, experimenta pequeñas variaciones en su significado. Por tanto, es muy importante la posición que se le da a cada uno de los elementos y encontrar el equilibrio formal entre todos ellos.

Por ejemplo, algunos de los elementos van a ser más o menos pesados en una determinada composición dependiendo de la ubicación que les asignemos y en función de los elementos que les rodean. Los situados a la derecha del área poseen un mayor peso visual y dan sensación de proyección y avance en la composición. Por contra, los situados a la izquierda retrotraen la composición y dan una sensación de ligereza visual más acentuada según nos vayamos acercando al margen izquierdo de nuestra página.

Lo mismo nos ocurre si utilizamos la parte superior o inferior del espacio. La parte superior de la composición es la que posee mayor ligereza visual, en esta parte el peso de los elementos es mínimo, al verse equilibrado por la zona inferior de la pieza. Por el contrario, en la parte inferior nos encontraremos que los elementos que ubiquemos tendrán un mayor peso. 

En una composición debemos buscar la máxima eficacia comunicativa, impactar visualmente al receptor de nuestro mensaje. Realmente no existe una norma específica que nos asegure el éxito de nuestra composición, pero sí unas pautas, que si se conocen pueden hacer más eficaz nuestro mensaje.

Hay que seguir una serie de pasos, como conocer el cliente (tamaño de cuerpo, forma de la cara, color de la piel, tipo de vestuario, temporada del año, etc.) al que va dirigido el diseño, antes de empezar a diseñar. 

Así mismo es importante saber a que segmento de la población va dirigido nuestros diseños y que margen geográfico vamos a cubrir (nacional, internacional, provincial). 

Seleccionar los elementos que vamos a utilizar. Todos los elemento de la composición deben tener un por qué de su utilidad en dicha composición. 

 

Es recomendable hacer unos bocetos de cómo podría ser la composición, cambiando la ubicación de elementos, colores, tamaño del cuerpo de texto, para respondernos visualmente a preguntas como, ¿qué es lo más importante del mensaje?, ¿dónde debe estar el impacto visual?, ¿podría verse de lejos?, ¿la pieza es pesada o voluminosa? etc.

También es importante considerar saber el tipo de metal (oro, plata, cobre, combinación de metales, etc) en que se reproducirá el diseño. 

Una vez realizados estos pasos muchas de nuestras ideas se aclararán y darán fruto a otras nuevas posiblemente más originales y eficaces. En la interpretación final de nuestro trabajo no sólo interviene la colocación de los distintos elementos, sino la percepción final que tenga nuestra cliente. Por lo que el diseñador tendrá que tener conocimientos profundos sobre la percepción.

Percepción relacionada con nuestro sistema psicosomático, en concreto con el órgano de la vista y del tacto, y de cómo éstos interpretan los volúmenes, trazos, texturas, colores.

 

Composición y diseño de Joyería

 

Biblioteca de Joyeria