Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Como comprar joyería
... estas en: Biblioteca Índice > Economía

 

 

Como comprar joyería ?

Como comprar joyería ?

 


Como comprar joyería

Fuente: http://www.ftc.gov

 

 

Como comprar joyería ? Comprar joyas puede ser divertido, excitante y confuso. Ya sea que esté considerando regalarle joyas a alguien especial o para usted mismo, invierta algo de tiempo en aprender la terminología utilizada en la industria. Aquí le ofrecemos algo de información para ayudarlo a conseguir las joyas que mejor se adapten al dinero que usted planea gastar, ya sea que usted las compre en una tienda tradicional de ventas de joyas o en línea. 


Oro


La palabra oro por sí sola significa de oro puro u oro de 24 quilates. Dado que el oro de 24 quilates es suave, usualmente es mezclado con otros metales para aumentar su dureza y durabilidad. Si una pieza de joyería no es oro de 24 quilates, la calidad del quilate debería acompañar cualquier declaración de que el artículo es de oro. 

La marca de la calidad del quilate nos dice qué proporción de oro está mezclada con los otros metales. Las joyas de 14 quilates (14K) contienen 14 partes de oro, mezclado con 10 partes de metal base. Cuanto más alta sea la clasificación de quilates, más alta será la proporción de oro en la pieza de joyería. 

La mayoría de las joyas está marcada con su calidad en quilates, aunque la marcación no es exigida por ley. Cerca de la marca de calidad en quilates, usted debería ver el nombre de marca registrada en los Estados Unidos de la compañía que representa a la marca. La marca registrada puede aparecer bajo la forma de un nombre, símbolo o iniciales. Si usted no ve una marca registrada acompañando a una marca de calidad en una pieza de joyería, busque otra pieza. 

Oro sólido se refiere a un artículo realizado con oro de cualquier quilate, si el interior del artículo no es hueco. La proporción de oro en la pieza de joyería aún está determinada por la marca de quilates. 

Las joyas pueden ser enchapadas en oro en una variedad de formas. Enchapado en oro (gold plate) se aplica a artículos que estén mecánicamente enchapados, electro-enchapados o enchapados por cualquier otro medio en oro sobre una base metálica. Eventualmente, el enchapado en oro se gasta, pero qué tan pronto se desgaste depende de cuán a menudo el artículo es usado y qué tan grueso es el enchapado. 

Revestido de oro (gold-filled), lámina de oro (gold overlay) y laminado en oro (rolled gold plate) son términos utilizados para describir joyas que poseen una capa de oro de por lo menos 10 quilates mecánicamente unidos a un metal de base. Si la joya está marcada con uno de estos términos, el término o la abreviatura debería hallarse junto a la marca en quilates del oro utilizado (por ejemplo, 14K gold overlay o 12K RGP). Si la capa de oro en quilates es menor a 1/20avo del peso total del artículo, cualquier marca debe mostrar el porcentaje real de oro en quilates, como por ejemplo 1/40 14K gold overlay. 

Electroenchapado en oro (gold electroplate) describe joyas que poseen una capa (por lo menos de .175 micrones de grosor) de oro de 10 quilates como mínimo depositado sobre un metal de base mediante un proceso electrolítico. Los términos con destellos de oro (gold flashed) o lavado en oro (gold washed) describen productos que tienen un electroenchapado en oro extremadamente delgado (menos de .175 micrones de grosor). Este enchapado se desgastará más rápidamente que el enchapado, laminado o electroenchapado en oro. 


Platino, Plata y otros Metales


El platino es un metal precioso que cuesta más que el oro. Usualmente es mezclado con otros metales similares, conocidos como los metales del grupo del platino: iridio, paladio, rutenio, rodio y osmio. 

Diferentes marcas se usan en las joyas de platino en comparación con las joyas de oro, basándose en la cantidad de platino puro en la pieza. Las marcas de calidad para el platino se basan en partes por mil. Por ejemplo, la marca Platino 900 significa que 900 partes de 1,000 son platino puro, o, en otras palabras, el artículo tiene un 90% de platino y un 10% de otros metales. Las abreviaturas para el platino — Plat. o Pt.— también pueden ser utilizadas para marcar joyas. 

Los artículos que contengan al menos 950 partes por mil de platino puro pueden estar simplemente marcados con platino. Los artículos que contengan al menos 850 partes por mil pueden estar marcados con la cantidad de platino puro y la palabra platino o su abreviatura (por ejemplo, Platino 950, Plat. 900 o Pt. 850). Las joyas que contengan menos de 850 partes por mil de platino puro, pero posean un total de 950 partes por mil de metales del grupo del platino (del cual por lo menos 500 partes sean platino puro), pueden estar marcadas con la cantidad de platino puro más la cantidad de los demás metales del grupo del platino de la pieza. Por ejemplo, la marca Plat. 600 Irid. 350 significa que el artículo posee 600 partes por mil de platino (el 60%), y 350 partes por mil de Iridio (el 35%), totalizando 950 partes por mil de metales del grupo del platino, y 50 partes por mil de otros metales (el 5%). 

Las palabras plata o plata fina describen un producto que contiene un 92.5% de plata. Los productos de plata a veces pueden estar marcados 925, lo que significa que 925 partes por mil son plata pura. Algunas joyas pueden ser descriptas como enchapadas en plata: una capa de plata es unida a un metal de base. La marca plata de moneda (coin silver) es utilizada para compuestos que contienen un 90% de plata. De acuerdo con la ley, la plata con marca de calidad también debe tener el nombre o una marca registrada en los Estados Unidos de la compañía o persona que representa a la marca. 

El vermeil o plata sobredorada, un tipo especial de productos enchapados en oro, consiste en una base de plata fina que está revestida o enchapada en oro. 

Los artículos de peltre (pewter) pueden estar descritos y marcados como tales si contienen por lo menos un 90% de lata. 


Piedras Preciosas


Las piedras preciosas naturales se encuentran en la naturaleza. Gemas creadas en laboratorios, como su nombre lo indica, son fabricadas en un laboratorio. Estas piedras que también son conocidas con el nombre de cultivadas en laboratorio, creadas por [Nombre del Fabricante] o sintéticas, contienen esencialmente las mismas propiedades químicas, físicas y visuales que las gemas naturales. Las gemas creadas en laboratorio no poseen la rareza de las gemas coloreadas por la naturaleza y son menos caras que las piedras preciosas extraídas naturalmente. En contraste, las piedras de imitación lucen como gemas naturales sólo en apariencia y pueden ser vidrio, plástico o piedras menos costosas. Las piedras creadas en laboratorio y las de imitación deben estar claramente identificadas como tales. 

Las piedras preciosas pueden medirse por peso, tamaño o ambos. La unidad básica para pesar piedras preciosas es el quilate que es equivalente a un quinto (1/5) de un gramo. Los quilates están divididos en 100 unidades llamadas puntos. Por ejemplo, una gema de medio quilate debería pesar .50 quilates o 50 puntos. Cuando las piedras preciosas son medidas por dimensiones, el tamaño es expresado en milímetros (por ejemplo, 7x5 milímetros). 

El tratamiento de gemas o mejoras se refieren al modo en que algunas gemas son tratadas para mejorar su apariencia o durabilidad o hasta modificar su color. La mayoría de las piedras preciosas es tratada de alguna manera. 

Los efectos de algunos tratamientos pueden disminuir o cambiar con el tiempo y algunas gemas tratadas pueden requerir un cuidado especial. Algunas mejoras también afectan el valor de una gema cuando se mide contra una piedra no tratada comparable. 

Los joyeros deberían decirle si la piedra preciosa que usted está considerando ha sido tratada cuando: el tratamiento no es permanente; la piedra tratada requiere algún cuidado especial; o el tratamiento afecta significativamente el valor de la gema. 

Algunos tratamientos comunes de los que usted puede oír hablar y sus efectos incluyen: • El calor puede alivianar, oscurecer o cambiar el color de algunas gemas o mejorar la claridad de una piedra preciosa. • La irradiación puede agregar más color a los diamantes coloreados, a algunas otras gemas y a las perlas. • Impregnar algunas gemas con aceites sin color, cera o resinas hace que una variedad de imperfecciones se vuelvan menos visibles y pueden mejorar la claridad y apariencia de la gema. • El relleno de grietas oculta rajaduras o fracturas en las gemas al inyectar plástico incoloro o vidrio dentro de las grietas y mejora la apariencia y durabilidad de las piedras preciosas. • El tratamiento de difusión añade color a la superficie de las gemas sin color; el centro de la gema permanece sin color. • La tintura agrega color y mejora la uniformidad de color en algunas piedras preciosas y perlas. • El blanqueado aliviana y blanquea a algunas gemas, incluyendo jade y perlas. 


Diamantes


El valor de un diamante está basado en cuatro criterios: color, corte, claridad y quilates. La claridad y el color de un diamante usualmente están graduados. Sin embargo, las escalas no son uniformes: un grado de claridad de “levemente incluido” puede representar un grado diferente en un sistema de graduación comparado con otro, dependiendo de los términos utilizados en la escala. Asegúrese de saber como una escala y grado particulares representan el color o la claridad del diamante que está considerando. Un diamante puede ser descrito como “sin fallas” sólo si no posee imperfecciones superficiales o internas visibles al ser examinado con una lupa de 10 aumentos por un tasador de diamantes experto. 

Al igual que con otras gemas, el peso de un diamante usualmente es expresado en quilates. El peso de un diamante puede ser descrito en partes fraccionarias o decimales de un quilate. Si el peso es dado en partes decimales de un quilate, la cifra debería ajustarse al último lugar decimal. Por ejemplo, “.30 quilates” podrían representar a un diamante que pesa entre .295 quilates y .304 quilates. Algunos vendedores describen el peso de los diamantes en fracciones y usan la fracción para representar una gama de pesos. Por ejemplo, un diamante descrito como de 1/2 quilate podría pesar entre .47 y .54 quilates. Si el peso de diamante está expresado en partes fraccionarias de un quilate, el vendedor debería informar dos cosas: que el peso no es exacto, y el rango razonable de peso para cada fracción o la tolerancia de peso que se está utilizando. 

Algunos diamantes pueden ser tratados para mejorar su apariencia de modos similares a otras piedras preciosas. Dado que estos tratamientos mejoran la claridad del diamante, algunos joyeros se refieren a ellos como aumento de claridad. Un tipo de mejora — el relleno de grietas — oculta fracturas en los diamantes al rellenarlos con alguna sustancia externa. Este relleno puede no ser permanente y los joyeros deberían decirle si el diamante que usted está considerando ha sido rellenado. 

Otro tratamiento — láser — implica el uso de un rayo láser para mejorar la apariencia de los diamantes que poseen inclusiones negras o puntos. Un rayo láser es apuntado a la inclusión. Luego se introduce ácido a través de un túnel diminuto practicado por el rayo láser para quitar la inclusión. El tratamiento con láser es permanente y una piedra taladrada con láser no requiere cuidados especiales. 

Mientras que un diamante taladrado con láser puede lucir tan bello como una gema comparable no tratada, podría no ser igualmente valioso. Eso se debe a que una gema no tratada de idéntica calidad es más rara y por eso más valiosa. Los joyeros deberían decirle si el diamante que usted está considerando ha sido taladrado con láser. 

Los diamantes de imitación, tales como la circona cúbica, semejan diamantes en apariencia pero son mucho menos costosos. Ciertas piedras preciosas creadas en laboratorio, tales como la moisanita de laboratorio, también se parecen a los diamantes y pueden no ser adecuadamente detectadas por los instrumentos originalmente utilizados para identificar a la circona cúbica. Pregunte a su joyero si cuenta con equipo actualizado de análisis para distinguir entre diamantes y otras piedras creadas en laboratorio. 


Perlas


Las perlas naturales o reales son fabricadas por las ostras y otros moluscos. Las perlas cultivadas también son creadas por los moluscos pero con la intervención humana; esto es, un irritante introducido en las valvas provoca que crezca una perla. Las perlas de imitación son fabricadas por el hombre con vidrio, plástico o materiales orgánicos. 

Debido a que las perlas naturales son muy raras, la mayoría de las perlas usadas en joyería son, o cultivadas o de imitación. Las perlas cultivadas, dado que están hechas por las ostras o moluscos, usualmente son más caras que las perlas de imitación. El valor de una perla cultivada está principalmente basado en su tamaño, usualmente expresado en milímetros, y en la calidad de su revestimiento de nácar, que le da lustre. Los joyeros deberían decirle si las perlas son cultivadas o de imitación. 

Algunas perlas negras, de bronce, de oro, moradas, azules y anaranjadas, ya sean naturales o cultivadas, se dan de esa manera en la naturaleza; algunas, sin embargo, son teñidas a través de diversos procesos. Los joyeros deberían informarle si las perlas coloreadas han sido naturalmente coloreadas, teñidas o irradiadas. 


Una Lista de Verificación para el Comprador de Joyas


Cuando usted está en el mercado buscando una pieza de joyería para usted o para alguna persona querida, recorra las tiendas. Compare calidad, precio y servicio. Si no conoce a ningún joyero en su área, consulte con miembros de su familia, amigos y compañeros de trabajo para que le recomienden alguno. Usted también debería: 

Consultar sobre la política de reembolso y devolución de la joyería antes de comprar. 


Verificar las marcas apropiadas en las joyas metálicas. 


Preguntar si las perlas son naturales, cultivadas o de imitación. 


Preguntar si una piedra preciosa es natural, creada en laboratorio o imitación. 


Preguntar si la gema ha sido tratada. ¿Es el cambio permanente? ¿Se requieren cuidados especiales? 


Asegúrese que el joyero escriba en el recibo de venta cualquier información en la que usted confió al realizar la compra, como el peso o tamaño de la gema. Algunos joyeros también podrían proveer un informe de graduación de un laboratorio gemológico. 

Además, estos consejos se aplican cuando usted está adquiriendo joyas en línea: - Cómprele a empresas que usted conozca o estudie antes de comprar para asegurarse que una empresa sea legítima antes de hacer negocios con ella. - Obtenga los detalles sobre el producto como así también las políticas de reembolso y devolución del comerciante antes de comprar. 

Busque un domicilio donde escribir o un número telefónico al cual llamar si llega a tener preguntas, problemas o si necesita ayuda. 

 


Como comprar joyería

 

Biblioteca de Joyeria