Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Que son las casas de empeño
... estas en: Biblioteca Índice > Economía

 

 

Que son las casas de empeño

Que son las casas de empeño

 

 

Que son las casas de empeño

 

 

Las casas de empeño en México han operado por varios siglos tanto en oriente como en occidente, variando en su forma de operación así como su fundación y estatutos bajo los que se rigen. 

En México al término de su Revolución, en junio de 1921, la Junta de Beneficencia Privada (dependiente de la Secretaría de Gobernación) inicia la supervisión de las operaciones de las casas de empeño
existiendo también en la rama de préstamos con garantía prendária, empresas privadas, con el propósito de desarrollar y operar
franquicias en todo el país, otorgando créditos prendarios. 

 

La figura de las Instituciones de Asistencia Privada encuentra su
fundamento jurídico en la fracción tercera del artículo 27
Constitucional, en donde se reconoce la existencia de Instituciones
de Beneficencia Privada, cuyo objeto sea el auxilio de los necesitados, la investigación científica, la difusión de la enseñanza, la ayuda recíproca de los asociados o cualquier otro objeto lícito, dando la base del concepto que maneja la Ley especial que las regula, la Ley de Instituciones de Asistencia Privada para el Distrito Federal. Asimismo, el artículo 2687 del Código Civil Federal expresamente señala que las asociaciones de beneficencia se regirán por las leyes especiales correspondientes.


LEGISLACIÓN ACTUAL 

Las Instituciones de Asistencia Privada se encuentran reguladas como
tales desde 1943, habiendo sido la ley sujeta a una abrogación en el
Distrito Federal en 1998, lo que ha suscitado numerosas
controversias, dando origen a la nueva Ley de Instituciones de
Asistencia Privada para el Distrito Federal.

Conforme a la Ley, las Instituciones de Asistencia Privada se
clasifican en: Fundaciones, y  Asociaciones. 

Dicha clasificación se establece con base en dos criterios. Primero,
en cuanto a su duración y propósitos, y segundo, en cuanto al momento de su constitución y la forma de creación de su patrimonio, este último, aplica a las fundaciones y asociaciones.

Las Instituciones de Asistencia Privada pueden ser fundaciones o
asociaciones, como señala la propia Ley, entendiéndose por aquellas a las personas morales que se constituyan en los términos de la Ley
mediante la afectación de bienes de propiedad privada destinados a la
realización de actos de asistencia social, mientras que las
asociaciones son las personas morales cuyos miembros aportan cuotas periódicas o recaudan donativos para el sostenimiento de la
Institución, sin perjuicio de que pueda pactarse que los miembros
contribuyan además con servicios personales.

Conforme a la Ley, las Instituciones de Asistencia Privada pueden
constituirse en vida de los fundadores o por testamento.

Actualmente, los estados de la República que cuentan con su propia
legislación son:

Aguascalientes: Ley del Sistema Estatal de Asistencia Social y de
Integración Familiar 

Baja California: Ley de Asistencia Social para el Estado de Baja
California 

Baja California Sur: Ley Sobre el Sistema Estatal de Asistencia
Social.


Campeche: Ley de Instituciones de Asistencia Privada del Estado de
Campeche 

Colima: Ley sobre el Sistema Estatal de Asistencia Social de Colima 

Distrito Federal: Ley de Instituciones de Asistencia Privada para el
Distrito Federal 

Estado de México: Ley de Asistencia Privada del Estado de México. 

Guanajuato: Ley sobre el Sistema Estatal de Asistencia Social 

Hidalgo: Ley sobre el Sistema Estatal de Asistencia Social. 

Jalisco: Código de Asistencia Social del Estado de Jalisco 

Michoacán: Ley de Asistencia Social del Estado de Michoacán de
Ocampo. 


Ley de Asistencia Privada del Estado de Michoacán de Ocampo 

Morelos: Ley de Asistencia Social del Estado de Morelos 

Nayarit: Ley sobre el Sistema Estatal de Asistencia Social 

Nuevo León: Ley de la Beneficencia Privada para el Estado de Nuevo
León 

Oaxaca: Ley de Beneficencia Privada 

Puebla: Ley de Instituciones de Beneficencia Privada para el Estado 

Quintana Roo: Ley de Asistencia Social para el Estado de Quintana Roo

San Luis Potosí: Ley de Asistencia Social para el Estado y Municipios
de San Luis Potosí 

Sinaloa: Ley de Instituciones de Asistencia Privada para el Estado de
Sinaloa 

Sonora: Ley de Beneficencia Privada 

Tabasco: Ley del Sistema Estatal de Asistencia Social 

Tamaulipas: Ley de Beneficencia y Asistencia Social del Estado de
Tamaulipas 


Algunas leyes definen a las Instituciones de Asistencia Privada como
“entidades con personalidad jurídica y patrimonio propio, sin
propósito de lucro que, con bienes de propiedad particular ejecutan
actos de asistencia social sin designar individualmente a los
beneficiarios”, mientras que otras las definen en términos generales
como aquellas que por voluntad de los particulares, sin propósito de
lucro, a favor de individuos o de la sociedad, se constituyan con el
siguiente objeto:

¨ Ayudar al débil o al marginado; y/o 

¨ Promover la superación del hombre, independientemente de su
condición económica o social; y/o, 

¨ Coadyuvar al mejoramiento de las condiciones de la comunidad
y/ del medio ambiente. 


Para constituirse como Institución de Asistencia Privada, el artículo
8º de la Ley establece los siguientes requisitos:

1. Nombre, domicilio y demás generales del fundador o
fundadores.

2. Denominación, objeto y domicilio legal de la Institución que
se pretenda establecer.

3. La clase de actos de asistencia social que deseen ejecutar,
determinando los establecimientos que vayan a depender de ella. 

4. La clase de actividades que la Institución realice para
sostenerse, sujetándose a las limitaciones que establece la Ley. 

5. El patrimonio inicial que se dedique a crear y sostener la
Institución, inventariando en forma pormenorizada la clase de bienes
que lo constituyan y, en su caso, la forma y términos en que hayan de exhibirse o recaudarse los fondos destinados a ella.

6. Las personas que vayan a fungir como patronos o, en su caso,
las que integrarán los órganos que hayan de representarlas y
administrarlas y la manera de sustituirlas. El Patronato deberá estar
integrado por un mínimo de cinco miembros, salvo cuando sea ejercido
por el propio fundador.

7. La mención del carácter permanente o transitorio de la
Institución, las bases generales de la administración y las demás disposiciones que el fundador o fundadores consideren necesarias para la realización de su voluntad. 

 

 

EL CONTRATO DE PRENDA

Cuando una persona acude a la Casa de Empeño a depositar un bien, es   necesario firmar un contrato de Prenda, éste es un contrato de
adhesión mediante el cual el titular del billete y la casa de empeño
se sujetan a las cláusulas que lo integran. La constitución de la
prenda es necesaria para garantizar el pago del préstamo, ya que, en
caso de que la cantidad otorgada o sus intereses no sean cubiertos
oportunamente, la Institución podrá absorber la propiedad del bien y
subastarlo o venderlo para recuperar el crédito.

Este contrato es firmado por parte de la Institución a través del
Patronato el Secretario del H. Patronato y por parte del interesado
pignorante, al recibir el préstamo prendario.

A continuación se resumen las cláusulas del contrato de prenda, mismo que aparece impreso al reverso de la boleta (Billete) de empeño:

PRIMERA. El contrato se rige por los estatutos y reglamentos de la
institución, con fundamento en la Ley de Instituciones de Asistencia
Privada y en el artículo 2892 del Código Civil vigente en el Distrito
Federal o su correlativo en la Entidad Federativa correspondiente en
cuanto se refiere a empeño, desempeño, refrendo, venta o cualquier
otra operación relacionada con la prenda.

El deudor prendario acepta el avalúo de la prenda practicado por la
Institución.

El Billete es el único comprobante de la operación realizada. En caso
de robo o extravió del Billete, la Institución establecerá los
requisitos para el desempeño de la prenda descrita en el anverso,
operación que podrá realizar únicamente el pignorante consignado en
el Billete.

SEGUNDA. La Institución no se hace responsable de los daños y
deterioros que por el transcurso del tiempo, caso fortuito o de
fuerza mayor, sufran las prendas empeñadas durante el almacenamiento.


Tampoco será responsable del saneamiento en caso de evicción de las prendas que se rematen o vendan en almoneda.

TERCERA. En caso de pérdida de la prenda, la Institución pagará al
deudor prendario el importe (en efectivo o especie) fijado como
avalúo menos el préstamo, los intereses devengados y los gastos de
almacenaje. Cuando haya faltantes parciales, el pago será
proporcional.

CUARTA. La tasa de interés por el préstamo otorgado será la que se
señala en el anverso, que se calculará por mes nominal hasta el
vencimiento del contrato. El mes se considera completo
independientemente de la fecha en que se realice el empeño o
refrendo.

En todos los préstamos, se adicionará a la tasa de interés, los
puntos que se señale en el anverso por concepto de gastos de
almacenaje.

QUINTA. Para el desempeño de las prendas se deberá presentar el
Billete, pagar la cantidad prestada, los intereses devengados y los
gastos de almacenaje, e identificarse cuando así lo solicite la
Institución, con fecha límite un día hábil antes de la fecha de
comercialización que se anote en el anverso del Billete y en avisos
colocados en lugares visibles de la propia sucursal donde fue
celebrado el contrato, además de las publicaciones en los calendarios
de comercialización. De no hacerlo, la Institución procederá a su
remate o venta en almoneda. Si no ha sido vendida, el titular podrá
rescatarla.

La institución podrá hacer incrementos o decrementos del precio de la
prenda en el tiempo y porcentaje que determine, con lo cual el deudor
manifiesta su conformidad.

SEXTA. El titular del billete tiene derecho a hacer el refrendo del
contrato tres veces como máximo, previa entrega del Billete y pago de los intereses devengados y de los gastos de almacenaje.

En todo caso, cada refrendo se considerará un nuevo contrato de
prenda, continuando vigentes los intereses y gastos de almacenaje
vigentes a la fecha del refrendo.

Se establecen los bienes que no podrán ser refrendados, mismos que se anotan en listas a la vista del deudor prendario en la ventanilla de
empeño.

SÉPTIMA. El término del plazo de empeño es de cuatro meses con opción de refrendo o desempeño en el periodo del quinto mes nominal en el que, de no desempeñarse o refrendarse la prenda se llevará a cabo la comercialización correspondiente, directamente en las almonedas de la Institución o a través de remate, a elección de la misma Institución. El plazo máximo para refrendar, será de dos días hábiles anteriores a la fecha que la Institución haya fijado para la
comercialización.

En el último día hábil de cada mes no habrá operaciones de refrendo.

OCTAVA. A solicitud del deudor prendario, podrá adelantarse la venta
de la prenda, con autorización de la Institución. Cuando la prenda se
haya vendido en forma anticipada, se descontará del precio de venta
el préstamo, los intereses devengados pactados, los gastos de
almacenaje y la cantidad o el porcentaje del precio de venta por
concepto de gastos de operación señalado en el anverso.

NOVENA. Si la venta se realiza una vez cumplido el término del
empeño, del precio de venta la Institución cobrará el préstamo, los
intereses devengados pactados, los gastos de almacenaje y la cantidad o el porcentaje del precio de venta por concepto de gasto de operación que se señale en el anverso del Billete.

Si hubiera remanente, será puesto a disposición del titular del
Billete a los ocho días calendario contados a partir de la fecha de
venta y contra entrega del Billete. El remanente no cobrado en un
lapso de seis meses nominales a partir del mes de venta quedará a
favor de la Institución.

Por las prendas que lleguen al sexto mes nominal posterior al mes de
la comercialización sin que hayan sido vendidas, el titular del
Billete no tendrá derecho a pago alguno por concepto de remanente.

DÉCIMA. Los objetos desempeñados que no sean recogidos en los tres días hábiles siguientes al desempeño, causarán por derecho de
almacenaje mensual nominal sobre el importe del préstamo y el plazo
para rescatarlos será de 60 días. Transcurrido este tiempo, el deudor
prendario transmite por medio de este contrato la propiedad de dichos
objetos a la Institución.

Toda inconformidad del titular del Billete, respecto a la cantidad y
calidad de los bienes, deberá ser presentada al momento de la
recepción de las prendas. 

DÉCIMO PRIMERA. El titular del Billete tiene la obligación de
identificarse a satisfacción de la Institución cuando ésta lo
considere necesario, para la realización de cualquier trámite
relacionado con este contrato. 

El Billete de prenda es nominativo e intransferible, por lo que los
derechos y obligaciones principales y accesorios establecidos en el
mismo, incluyendo el bien dado en prenda, no podrán ser cedidos ni
transmitidos por ningún medio legal, en propiedad, uso o usufructo. 

El deudor prendario de este Billete designa como su beneficiario para
el caso de muerte, a cualesquiera de sus herederos. El beneficiario
deberá presentar el Billete, acta de defunción y actas del registro
civil que acrediten el parentesco con el deudor prendario, así como
cumplir con todas las demás obligaciones que establece este contrato.

 

DÉCIMO SEGUNDA. Este documento es nulo si tiene enmendaduras,
borraduras o raspaduras, en el supuesto de que cambie su sentido
sobre alguna circunstancia o punto sustancial del mismo, en cuyo caso la Institución se reserva el derecho de ejercer la acción legal
correspondiente. 

DÉCIMO TERCERA. El término de este contrato es de 10 meses nominales, los cuatro primeros comprenden el plazo de empeño y los seis siguientes el plazo de venta, en su caso. 

DÉCIMO CUARTA. Para la interpretación del contrato y su cumplimiento, las partes se someten expresamente a la jurisdicción de los Tribunales competentes en la Ciudad de México, D.F. renunciando a la jurisdicción que por razón de sus domicilios actuales o futuros o por cualesquiera otra causa les correspondiere. 

Todos los impuestos, si los hubiere, serán a cargo del titular del
Billete. Para efectos de este contrato se entiende por almoneda el
lugar donde se exhiben para su venta a precio determinado bienes de
todo tipo. 

El sistema financiero informal 

El sistema financiero está constituido por instituciones financieras
legalmente reconocidas, sin embargo, para la mayor parte de la
población mexicana, existen dos sistemas financieros: el formal y el
informal. El primero suele estar casi siempre fuera de su alcance; el
segundo, en el que se realiza la mayor parte de su actividad
financiera, se desarrolla en un ámbito comúnmente sin supervisión e
inadvertida en registros y estadísticas oficiales. 

La actividad financiera informal en nuestro país comprende mucho más que el agiotismo 1, no obstante, es importante mencionar que los
agiotistas son para las personas con escasos recursos, una fuente de
crédito importante. 

En México existen tanto prestamistas prendarios del sector informal
como Montepíos2 que operan legalmente. Cabe señalar que las casas de empeño representan la más clara operación del crédito prendario, al ser una fuente importante de crédito relativamente barato para los
pobres. 

Los prestamistas prendarios pueden considerarse como intermediarios
financieros y, al igual que la banca comercial, buscan utilidades con
los intereses que cobran. Cuando los objetos pignorados no se
redimen, los prestamistas no pueden cobrar intereses vencidos y deben dedicar espacio, personal y demás infraestructura a la venta de los objetos; mientras más tiempo permanezcan éstos, mayor será el costo de oportunidad del prestamista en intereses que no pueden cobrar. 

En México existen más de 250 casas de empeño operando entre
instituciones de asistencia privada y empresas particulares. Si desea
consultar información respecto de la forma en que proporcionan sus
servicios algunas de las Casas de Empeño , pulse aquí.

[1] Se puede definir agio como beneficio que se obtiene del cambio
de la moneda o de descontar letras y pagares. Agiotistmo.- Persona
que se dedica al agio.

[2] No se pueden considerar formales al no estar reguladas o
supervisadas por alguna autoridad financiera.

 

 

GENERALIDADES

Para otorgar el crédito prendario, las casas de empeño pueden
clasificar las prendas de la siguiente forma: 

Casas de Empeño 
Alhajas y relojes

Varios y muebles 

Automóviles 

Hipotecas (desde 1997) 

Los varios mayores se refieren a televisores mayores de 21 pulgadas,
estéreos grandes, mini componentes, herramientas, aparatos
electrodomésticos, DVD, entre otros; mientras que los varios menores
se refieren a reproductores de CD portátil, navajas de bolsillo,
bolígrafos de firma, cámaras fotográficas compactas, lentes,
encendedores, entre otros. No se aceptan animales vivos, material
pornográfico, armas, ni ciertos modelos obsoletos de artículos
electrónicos. 

El servicio de empeño tiene un costo para el pignorante dividido en
dos conceptos: 

¨ Una tasa de interés mensual nominal sobre el préstamo
otorgado. 

¨ Una tasa por la custodia de la prenda sobre el valor del
avalúo. 

La tasa de interés por el préstamo otorgado será la que se señala en
el billete, y se calcula por mes nominal hasta el vencimiento del
contrato. El mes se considerará completo independientemente de la
fecha en que se realice el empeño o refrendo. 

En todos los préstamos se adicionará a la tasa de interés, los
puntos que se señalen en el billete por concepto de almacenaje, que
cubre gastos de valuación, almacenaje, custodia y prima de seguros y
fianzas. 

Cabe mencionar, que cuando las personas no liquidan su crédito en la
fecha estipulada en el billete o boleta, la prenda será puesta a la
venta en la almoneda por un periodo de tres meses adicionales a la
fecha de vencimiento. Durante este tiempo las personas pueden
recuperar su prenda, si no se ha vendido. En caso de que la prenda se haya vendido, se tendrá derecho a una demasía.3

Esta puede estar en disposición por un periodo de once meses contando a partir de la fecha de empeño. 

En caso de que la persona esté interesada en recuperar su prenda, la
casa de empeño, puede comprar su boleta con el propósito de que no la ofrezca a cualquier postor. 

A continuación se detallan los pasos que se siguen en cada uno de
los procesos: 

índice

El proceso de empeño4.

El proceso de desempeño.

El proceso de reclamación de prenda en almacenaje.

El proceso de refrendo.

El proceso de comercialización.

El proceso de cobro de demasías.

El proceso de venta con billete.


[3] La demasía se refiere al remanente entre el valor de venta y el
costo de la prenda, considerando el costo como el capital prestado,
más los intereses, más una comisión por comercialización. 



Descripción del Billete de Empeño 

El billete de empeño es el único comprobante de la operación
pignoraticia realizada y por lo tanto el interesado se hará
responsable de su buen uso y conservación, debido a que no se puede  extender un duplicado, en caso de extravío o destrucción.

Los elementos que componen al billete son los siguientes: 

¨ Leyenda de la Institución y fotografía del fundador, leyenda de “BILLETE ÚNICO” 

¨ Domicilio de la casa matriz o sucursal en donde se realiza
la operación 

¨ Determinación del ramo o clasificación de la prenda que se
recibe en garantía 

¨ Nombre o clave del perito valuador, responsable del préstamo
prendario 

¨ Fecha en que se realiza la operación, numero de billete de
contrato, numero consecutivo (localizador de la prenda) 

¨ El monto del préstamo expresado en números por la prenda en
garantía, descripción detallada de la prenda y avalúo de la prenda 

¨ Tasa de interés nominal por el préstamo, costo de almacenaje
y gastos de operación 

¨ Leyenda de refrendo y sus nuevas fechas e importes a pagar 

¨ Leyenda de desempeño e importes a pagar a partir del mes
nominal, hasta el quinto mes nominal y en el caso de depósito, hasta
el quinto mes nominal 

¨ Fecha de comercialización 

¨ Nombre del titular o titulares del billete 

¨ Firma del pignorante al empeñar, firma del pignorante al
desempeñar y firma del perito valuador 

¨ Emblema de Asistencia Privada 

 

Que son las casas de empeño

 

Biblioteca de Joyeria