Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Energía de las gemas y piedras semipreciosas - 1/3
... estas en: Biblioteca Índice > Gemas

 

 

Energía de las Gemas y piedras semipreciosas

Energía de las Gemas y piedras semipreciosas

 

 

Energía de las Gemas y piedras semipreciosas

 

 

Fuente: www.astrologia.ws/gemas

 

 

AGUAMARINA 


Las ciencias mágicas aseguran que el aguamarina arroja luz sobre las más enigmáticas incertidumbres que atenacen a una persona, al tiempo que reconforta a los que sufren, les inspira confianza en el futuro y les otorga el don de la felicidad. 

Por ello, esta piedra preciosa, ha sido catalogada como un buen remedio contra la desconfianza, la falta de fe o la tibieza espiritual. Muchos de los poseedores del aguamarina han aportado sus testimonios acerca de las transformaciones que se han producido en su interior, al poco tiempo de llevarla, tales como incremento de la esperanza, del buen tono personal y de su sentido de la libertad.

En la Edad Media, se llegó a creer que el aguamarina tenía poder sobre el maligno. Eran muchos los que acostumbraban a llevar esta gema en la boca, a riesgo de tragársela, con el fin de garantizarse protección frente a los demonios e, incluso, de someterles a los caprichos del propietario de la piedra.

 

Como casi todas las gemas, ésta tiene especial relación con los dioses de la mitología clásica. Se consagró al griego Poseidón o al romano Neptuno, dios de las aguas y hermano del rey de los dioses. Así los romanos y griegos que se aventuraban a navegar, acostumbraban a llevar una aguamarina con la imagen de este dios grabada en su superficie, con la finalidad mágica de que les preservarse de las desgracias que puede deparar la mar, y asegurarse un regreso feliz a su hogar. 

Los clásicos aseguraban que esta gema mostraba los colores brillantes del mar, por encerrar en su seno los genio de los océanos. Plinio llegaba a decir que si se dejaba caer una aguamarina a las profundidades del mar, la piedra se volvía invisible, aunque naturalmente, nadie ha hecho la prueba.

Signo del Zodíaco: Piscis
Correspondencias planetarias y metálicas: Luna, Mercurio y plata.
Ángel relacionado: Humiel. El Papa Gregorio el Grande conectaba esta gema con las Potencias, que son cuatro de las más altas jerarquías angélicas. 

Valor religioso: Es la octava piedra fundamental de la ciudad sagrada y la undécima del segundo pectoral del sumo sacerdote.

Apóstol asociado: Santo Tomás, por haber hecho grandes viajes marítimos para extender la palabra de Jesús. 

Amuleto espiritista
Se ha creído, durante siglos, que una aguamarina en la que se hubiera grabado la imagen de una abubilla frente a una ramita de estragón, procuraba ciertas facultades prodigiosas relacionadas con el más allá. Según algunos magos, la piedra tenía tal poder de convocatoria con los espíritus, que no sólo acudían de inmediato a su evocación, sino que contestaban solícitamente a las preguntas que tuviera a bien formularles el poseedor de esta maravilla. 

Entre Afrodita y Piscis
La razón por la que la aguamarina se relaciona con la sensualidad y el romanticismo es debido a que su color evoca a Afrodita, la diosa griega del amor, generada por la espuma del mar. En realidad el nombre de esta diosa, equivalente a la Venus romana, significa "nacida de la espuma". 


De ahí, pasó a ser la piedra zodiacal de los nacidos bajo el signo de Piscis. 

 


CORNALINA


El famoso Lapidario de Alfonso X el Sabio, se dice de la cornalina que tiene tres virtudes grandes y buenas. Además se afirma que su color es expresión de las fuerzas misteriosas del alma. 

Son tres las virtudes de esta piedra según el "Lapidario". "La una, que ayuda a los oradores cuando la traen consigo, pues les da esfuerzo para razonar sin miedo y ayúdales también para que lo hagan apuestamente. La otra, que es buena para estancar la sangre que corre mucho, mayormente a las mujeres cuando les sale más de lo que debe. Y la tercera virtud es que sirve para los dientes cuando la hacen polvos y la frotan sobre ellos, pues los limpia, hacerlos claros y crece la carne entre ellos, y hace también las encías muy bermejas". 

Conforme se ha podido confirmar en los hallazgos arqueológicos, esta gema era un amuleto muy apreciado por los seres de la prehistoria.

Fue muy popular entre los antiguos egipcios para confeccionar cuentas mágicas y amuletos. Los judíos la tuvieron por un preventivo importante contra la enfermedad, especialmente la peste y también contra los venenos.

En la antigua Roma estas gemas eran muy codiciadas por las damas de alta sociedad, que se las ofrecían a los dioses para conseguir algún favor de importancia. Con ella, se hacían unos camafeos, considerados como potentes talismanes contra depresiones nerviosas y otras enfermedades. 


Los hindúes creen que esta piedra de virtud es un remedio especial para las fiebres nocturnas. Por ello, frotan con cornalina las plantas de los pies del paciente, desde el talón hasta los dedos. 

Entre los musulmanes, la cornalina es un talismán muy popular. Se dice que Mahoma llevaba un anillo de plata con una de estas gemas. Así que el Islam se sirven de ella para grabar los versículos del Corán. Algunos autores árabes señalan que el color de esta gema es expresión de las fuerzas interiores del alma y de la humana inclinación hacia lo sobrenatural. 


Signos del Zodiaco: Aries, Virgo y Capricornio.
Correspondencias planetarias y metálicas: Saturno y plomo; y Mercurio planeta y mercurio metal.
Apóstoles a los que se asocia: Santiago y Felipe. 

Hora más propicia: 8:00 de la tarde.
Conexiones bíblicas: Sexta piedra fundacional de la nueva Jerusalén, y primera piedra del pectoral del segundo templo.
Chakras relacionados: Entrecejo y Sacro. 
Amuletos protectores

De todos los amuletos que la imaginación mágica ha concebido con la cornalina como materia prima, destacan los llamados de "las dignidades" y de "las tempestades".

El primero, lleva grabada en la superficie de la gema un caballero, sosteniendo en su mano un instrumento musical. Se asegura que concede honores a su portador. 

El segundo, lleva tallada la imagen de un hombre con una espada en su mano, y se cree que preserva el hogar del rayo y de otras consecuencias de las tormentas.

La gema de los mártires
Los primitivos cristianos, no se atrevían a manifestarse por miedo a la persecución. Sin embargo, idearon ciertos signos para identificarse entre ellos. Con este fin eligieron las gemas de cornalina, en las que grabaron alguno de los primeros símbolos de la nueva religión: barcas, peces, palmas o la cruz. Esta práctica se prolongó siglos después de que los cristianos disfrutasen de libertad de culto.

La razón de la elección de la cornalina fue debida a que, dada su coloración intensamente roja, creían que sus gemas eran sangre petrificada de los mártires. Precisamente recibieron el nombre de "piedras de Santiago" por suponer que algunas procedían del martirio del apóstol. 

Oráculo de cristal
La interpretación que ofrecen los libros de mancias mediante gemas, cuando se tira un puñado sobre un tapete de adivinación, y la cornalina cae cerca del centro, es el siguiente: "Usted es lo que importa. Se halla en situación de efectuar un avance o cometer una equivocación. Seguramente querrá tomar las riendas, y para ello deberá ponderar las condiciones con realismo. Mire las cosas como son en realidad, no como a usted le gustaría que fuesen. Base sus decisiones y actuaciones en el presente, y no en el pasado o en el futuro".

 

 

CUARZO DE COLORES 


Los expertos en cristalomancia aseguran que las distintas coloraciones del cuarzo modifican las formas en que éstos amplifican, transforman, almacenan o transfieren la energía. 

Morión: conciencia, intuición y autopurificación
El cuarzo ahumado o morión, es transparente, y su coloración puede ir del grisáceo al amarronado, llegando hasta el negro.

Representa el inconsciente, la intuición, y como tal se cree que purifica y equilibra el psiquismo con el cuerpo físico, por lo que se aplica en los casos de insomnio y de fatiga mental.


Para conseguir la autopurificación del cuerpo aconsejan colocar un cristal de cuarzo ahumado entre las palmas de las manos, para que canalice las energías negativas de su poseedor.

Cuarzo azul: reactivación intelectual 
Se asegura que el cuarzo azul reactiva los intelectos agotados por problemas o esfuerzos continuados. Por ello se recomienda para los estudiantes en épocas de exámenes o para personas que tengan que realizar tareas en un tiempo récord. 

También se cree que el cuarzo azul fortalece el sistema inmune y el metabolismo, a la vez que favorece algunas virtudes humanas, como la paciencia, la tolerancia y la compasión. 

El citrino: la alegría de vivir
Su color amarillo limón, es el que da nombre y personalidad al cuarzo citrino, aunque puede llegar hasta el dorado rojizo. Tuvo el honor de ser una de las piedras fundacionales de la Ciudad Sagrada, según la Biblia de Jerusalén.

Según los expertos en gemología esotérica, hace renacer las motivaciones, la esperanza y la dicha de la vida, a su poseedor. Para ello, reduce las tendencias autodestructoras y eleva el nivel de su propia estima. Por ello, recomiendan los amuletos de citrino a las personas que atraviesen momentos difíciles, de sufrimiento o de depresión, o que quieran enfrentarse mágicamente a sus fobias o manías.

Cuarzo rutilado: entusiasmo y relajación
Debe su nombre a las inclusiones de rutilo que posee en su interior, con pequeños filamentos de oro y dióxido de titanio, conocidos como los "cabellos de Venus".

El cuarzo rutilado, aseguran que ayuda a reinvertir el proceso de envejecimiento y que hace desaparecer el miedo. 

Para obtener entusiasmo y decisión, se recomienda apoyarlo en el chakra de la garganta. 


En ejercicios de yoga se aconseja aplicar esta gema sobre el chakra del entrecejo o del tercer ojo, para elevar el grado de relajación.

 

 

GRANATE 


Al granate se le relaciona frecuentemente con los conocimientos ocultos, y se asegura que aquellos que lo lleven habitualmente tendrán mayores facilidades para desarrollar poderes mágicos. 

Se cuenta que Abraham acostumbraba a encerrar a sus esposas en habitaciones sin luz, y que colocaba en los aposentos de cada una de ellas unos enormes vasos tallados en granate, que irradiaban una potente luz, gracias a la cual el patriarca leía los ocultos pensamientos de sus mujeres. 

En realidad, muchos otros pueblos de la antigüedad, creyeron en las virtudes maravillosas del granate. Así, los persas lo utilizaron contra los rayos y la fiebre, mientras que griegos y romanos se hacían con él amuletos para muy diversas utilidades mágicas. Los más apreciados son los llamados asterias, que muestran en su seno una estrella de cuatro puntas, muy visible cuando la luz brilla sobre ella. 

Según algunas creencias orientales, los granates nacían de las cabezas de las serpientes. Se pretendía, que estas piedras servían de guía al animal, en su camino hacia la muerte, por carecer éste de buena visión. Se aseguraba que en su agonía, los reptiles llevaban una de estas gemas entre sus mandíbulas, y sólo la soltaban cuando precisaban detenerse para comer.


El granate, con frecuencia ha sido confundido con otras gemas, por lo que antiguamente se ideó un procedimiento "infalible" para verificar su autenticidad. Se basaba en la creencia de que el granate tiene la virtud de alejar a los insectos. Cuando una de estas gemas estaba bajo sospecha, su poseedor se quitaba la ropa, quedándose el granate como única protección. Seguidamente, se untaba su cuerpo con miel, y se acercaba a un nido de avispas. Si los animalitos mostraban su indiferencia, la piedra era buena. Y si por el contrario, se lanzaban sobre la persona melífera, para aquellas gentes estaba claro que la piedra era falsa. 

Astro: Sol
Hora más propicia: 11de la mañana. 
Apóstoles asociados: San Andrés y San Simón Pedro. 
Ángel relacionado: Amriel, príncipe del orden de los Tronos. El nombre de Amriel se encuentra inscrito en un encantamiento hebreo oriental para prevenir el mal. 


Simbolismo: Constancia, fidelidad y amistad. 
Talismán del león
Durante siglos, un colgante que consistía en un león grabado sobre un granate tuvo reputación de ser un excelente fetiche para proteger a viajeros de los peligros más comunes que se podían encontrar en su andadura. 

Se sabe que, entre otros pueblos, los persas fueron muy aficionados a este amuleto, llamado del "león granate", por suponer que la gema se había formado de la sangre petrificada de un dios, y que la imagen del rey de la selva otorgaba la invulnerabilidad a su portador.

Rojo hemostático
Al granate se le atribuye la cualidad de favorecer la circulación sanguínea y de cortar las hemorragias. Sin duda, tal afirmación se poya en el color sangre que le caracteriza.


Por esta razón, los caballeros medievales que emprendían las Cruzadas, acostumbraban a llevar un saquito con una gema de granate, para emplearla en caso de resultar heridos, o de sufrir síntomas de envenenamiento. No es de extrañar que los árabes de la época, vieran en esta gema un trozo de los infiernos.

Chakras afines
El granate es de las pocas piedras que se relacionan bien con cualquiera de los chakras, según la tonalidad del cristal, conforme han venido asegurando los más afamados estudiosos de lo oculto. Pero hay uno con el que parece sintonizar mejor que es el número uno, o "muladhara", situado entre el ano y los genitales.

Colores natales
A las distintas tonalidades del granate, se les relaciona con algunos signos astrológicos:
Amarillo, verde y castaño: Estimula la actividad de Géminis. 
Rojo marronáceo: Facilita los negocios o la investigación, de Tauro y Escorpión.
Rojo grisáceo: Activa la inventiva de Sagitario.
Gris y negro: Favorece la realización de los proyectos de Capricornio.
Cualquier color: Procura a Acuario cada una de las virtudes indicadas.

 

 

Energía de las Gemas y piedras semipreciosas

 

 

Siguiente >>>

 

 


Biblioteca de Joyeria