Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Glosario de términos de grabado - 1/4
... estas en: Biblioteca Índice > Fabricación

 

 

Grabado en Aguafuerte - Artista: Carmen Aguado  

Artista: Carmen Aguado

www.carmenaguado.com

 

 

Glosario de términos de grabado

 

 

Fuente: www.usuarios.lycos.es/mdocampo/id29.htm

 

 

Acerado. Sistema para aumentar la durabilidad y resistencia al deterioro de las planchas grabadas. La limpieza y la presión del tórculo durante la estampación someten las planchas a un continuo desgaste que limita el numero de ejemplares editados. El sistema se usa especialmente en planchas de cobre con la deposición electrolítica de una capa de metal: hierro, níquel o cromo.


Ácido. Los más usados  en el aguafuerte son: Nítrico (NO3H), Clorhídrico (CLH), que en  ocasiones se usa diluido y mezclado con el clorato potásico (mordiente holandés) y Cloruro férrico (FeCL). En distintas formulas según el trabajo a realizar (Mordida) y el metal empleado. En ocasiones se utiliza el ácido Acético para limpiar las líneas ya descubiertas a través del barniz antes de sumergir la plancha en el baño ácido.

 

En general la elección depende del metal usado y el trabajo a realizar. Hay que tener presente que los ácidos más suaves o de menor concentración, más lentos y precisos, conllevan menos riesgos de calvas o reventados. Mientras que las de mayor concentración son  más rápidas y violentas, reservándose para los trabajos más vigorosos y de poco detalle. No hay que olvidar que en trabajos con grandes masas de metal expuestas al ácido en concentraciones altas, la reacción se puede acelerar al generar calor (reacción exotérmica) que aumenta la capacidad corrosiva de la disolución. Proceso que puede llevar a la irremisible perdida del trabajo.


La precisión de los grabados antiguos viene dada, además de por la meticulosidad de los grabadores o antiguos copistas, por el uso de ácidos suaves  que permitían trabajos muy precisos aun a costa de mordidas que podían durar toda la noche. Véase mordientes.


Acribillado. También llamado punteado. Las incisiones en el metal (Puntos) se consiguen mediante el uso de punzones y martillos. Técnica tradicional de orfebres y niveladores.


Inicialmente era un método directo, más tarde comenzó a utilizarse en combinación con el barniz blando  llamándose también puntillado. De resultado parecido a la mediatinta se utilizó especialmente desde fines del sig. XVIII hasta principios del XIX.


Aguafuerte. Técnica de calcográfica de Grabado, mediante la acción del agua fuerte (ácido nítrico u otro ácido) sobre planchas de metal.
Su nombre proviene del empleo de ácido nítrico, aqua fortis o aguafuerte. El aguafuerte es una técnica química de grabado para realizar elementos en hueco sobre metal.


La plancha de metal es cubierta primero con una sustancia resistente al ácido llamada base o barniz (tradicionalmente compuesto de cera, betún y resina) a través de la cual se hace el dibujo con un instrumento punzante. La plancha se expone luego a la acción del ácido (Frecuentemente nítrico) que corroe aquellas áreas de la plancha que no han sido protegidas por la base. Una vez obtenido un modelo de líneas hendidas, estas se llenan de tinta y una vez eliminada la tinta sobrante se aplica un papel húmedo sobre la plancha y a través de la presión del tórculo (Prensa de grabado) el dibujo se traslada al papel produciendo un grabado acabado. (Que aparece invertido a modo de espejo) Repitiendo el proceso con la plancha  nuevamente entintada  obtenemos una cantidad limitada de estampas (grabados)  numerados.


Los primeros aguafuertes se remontan a principios del siglo XIV, pero este sistema ya había sido utilizado con anterioridad con otros fines; La decoración de armaduras. NÁcido en Italia, este procedimiento  se desarrolló en Alemania en el s. XVI, Siendo Durero uno de sus máximos exponentes.


El primer aguafuerte datado fue hecho en 1513 por el artista suizo Urs Graf que grabó en planchas de hierro. A partir de aquí, en la historia del arte, los más grandes artistas como Durero, Rembrandt, Goya, Salvador Dali, Joan Miró o Picasso han usado este método al igual que muchos artistas actuales.

 

Aguatinta. Técnica que permite matizar masas tonales, a imitación de la aguada. El fino polvo de resina (Colofonia) espolvoreado sobre la plancha y fundido a través de la acción del calor, actúa de reserva ante el ácido, que elimina el metal expuesto produciendo distintos valores tonales variando el tamaño de las partículas de resina y su exposición al ácido. La superficie obtenida así es susceptible de ser manipulada con el bruñidor para recuperar blancos u obtener degradaciones.


El principio que fue inventado por el francés Jean-Batiste Le Prince alrededor de 1768 no gozó de un gran reconocimiento hasta el siglo XVIII. En origen era considerada como una técnica secundaria o complementaria de otras  como el agua fuerte. Que se sepa fue Goya (1746-1828) quien cometió la "osadía " de realizar un grabado utilizando solamente aguatinta, que con reservas y posteriores bruñidos demostraba ser una técnica de grandes recursos y válida  en si misma. Se trata de la estampa "Por que fue sensible" (17,8x12 cm.) De la serie "Los desastres de la guerra."


Estampa resultante a partir de una plancha grabada exclusivamente o en su mayor parte con dicha técnica.


Aguja de Aguafuerte. De metal,  se usa para atravesar el barniz produciendo líneas y dejando  la superficie de la plancha deseada al descubierto. La punta es suavemente roma (en contraposición con las agujas empleadas en la punta seca, que deben de estar muy afiladas) para no dañar la superficie metálica pues restaría limpieza a las líneas resultantes.


Además de la tradicional  aguja metálica se utilizan otros tipos como la échoppe o lengua de gato, que utilizaban los aguafortistas antiguos como Callo para imitar los efectos del buril o la plumilla. Hace algunos años las agujas de los antiguos gramófonos eran muy apreciadas por los aguafortistas. Actualmente no se escatiman recursos y las agujas pueden sustituirse por cualquier objeto que permita "levantar" el barniz sin dañar la plancha. Objetos de metal, plástico, madera etc. Pueden ser utilizados sin problema.


Algrafía. Grabado elaborado con técnicas litográficas sobre una plancha de aluminio.


Artista, prueba de. Véase edición.


Azúcar  (grabado al). Permite una gran espontaneidad en el tratamiento ya que puede trabajarse a pincel. Es una variante de la técnica de Aguatinta, en su forma tradicional se emplea una mezcla de tinta china y azúcar hasta la saturación, se pinta con ella sobre la plancha a la que previamente se le ha aplicado y fundido resina espolvoreada finamente. Una vez seca dicha mezcla  se procede al barnizado que cuando se seque a su vez podrá sumergirse en agua templada, produciéndose el desprendimiento del barniz en las zonas en las que habíamos aplicado la mezcla de azúcar y tinta china. La plancha así preparada se trabaja sometiéndola a la acción del ácido en una única mordida o en varias progresivas.  Se pueden utilizar otras fórmulas con guache, con una amalgama de goma arábiga, azúcar y un poco de aguada negra, pero pueden ser sustancialmente más tóxicas. Actualmente el preparado se expende en  tiendas de material para bellas artes. El preparado  comercializado suele presentarse de color azul trasparente, es más fiable que la formula tradicional pero tiene el inconveniente de su trasparencia lo cual le hace menos visible restándole uno de sus atractivos más interesantes que le hacen aparecer como una técnica directa. Además no siempre interesa descubrir totalmente superficie en la que trabajamos, como ocurre con el preparado comercial con facilidad. Picasso cultivó esta técnica con su maestría  habitual en grabados de claro corte oriental tanto por sus trazos caligráficos como por su temática.


Azufre,  grabado al. Procedimiento usado en cobre para lograr tintas muy leves que consiste en pintar sobre la plancha con aceite de oliva y, una vez terminado el dibujo, espolvorear con flor de azufre; Al cabo de pocos minutos puede lavarse la plancha con diluyente. Puede hacerse también mezclando el azufre con el aceite y pintando con esta amalgama.


Barbas. Bordes irregulares que presenta el papel de tina o papel hecho a mano.


Barniz a la cera. La resistencia de la cera a la acción del ácido la ha convertido en uno de los componentes esenciales de los barnices para aguafuerte. El betún de Judea, la resina, el asfalto, etc. Se combinan con esta, en distintas proporciones para modificar sus cualidades. Así por ejemplo el betún de Judea sirve para oscurecer el barniz y hacer el trabajo más visible, oscurecimiento que tradicionalmente se completaba con el ahumado de la plancha posterior a la aplicación del barniz. La colofonia (Resina de pino) se añade para dar resistencia al barniz. Variando la proporción de la misma obtendremos un barniz más adecuado para el grabado o uno apto como barniz sellador, también conocido como barniz de retocar o recubrir. Se emplea para proteger la plancha (sellar el reverso o los cantos) del ataque del ácido, pero no es apto para el aguafuerte como sucede con el barniz de secado rápido usado para el mismo fin y que se obtiene con una mezcla de asfalto y aguarrás. Como alternativa al barniz sellador hay autores que emplean laca de bombillas.


Barniz blando. Es más blando que el anterior  de ahí su nombre, además es no secante antiguamente se obtenía añadiendo a la formula tradicional de cera con colofonia y betún de Judea  un poco de grasa animal o hiel de buey.


Su uso estaba restringido a una técnica que consiste en la imitación del efecto lápiz o crayón. Esto se conseguía aplicando presión con un lápiz, la parte posterior de un pincel o multitud de posibles objetos sobre un papel cuya cara con textura- si la tuviera- ha de estar en contacto con la plancha barnizada, finalizada la composición se separa el papel arrastrando el barniz que ha quedado adherido al mismo. Dejamos así al  descubierto el metal en donde hemos realizado los trazos y la plancha lista para el trabajo con el ácido. Según la textura del papel y el instrumento para dibujar obtenemos variados e interesantes resultados.


Utilizando este principio, si fijamos el papel sobre el que desarrollamos nuestra idea  y cambiamos el color del instrumento de dibujo a la par que cambiamos de plancha, obtenemos una separación de colores con relativa facilidad.


En la actualidad  se utiliza mucho pero casi siempre con otro fin: Transferir texturas de otros materiales a la plancha de metal. Esto se consigue presionando directamente o con la ayuda del tórculo, diferentes materiales sobre la plancha a la que se le ha aplicado el barniz blando.    


Batido. Acción de repujado de una plancha por su parte posterior para nivelar algún hueco o defecto de la cara anterior. En ocasiones se puede sustituir por el efecto de la presión del tórculo.


Biselado. Antes de proceder al entintado y estampación de la plancha se deben de limar los cantos de la misma en biseles de 45º para facilitar su deslizamiento en el tórculo evitando el encuentro de la arista metálica de la plancha con el papel lo que podría cortarlo y dañar la mantilla. Además si el canto aparece bien limado y  pulido en bisel se facilita la limpieza de los cantos antes de la estampación.

 

Glosario de términos de grabado

 

 

Siguiente >>>

 

 


Biblioteca de Joyeria