Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Construcción de un horno para metales
... estas en: Biblioteca Índice > Fundición

 

 

Construcción de un horno para metales


Tip enviado por: José Gandara

Barcelona, España

 


Construcción de un horno para metales. En vez de un costoso conjunto de oxiacetileno, use este económico horno de crisol para derretir casi cualquier metal.

 

El obstáculo mayor que confrontará todo aquél que quiere iniciarse en la escultura de metal o la hechura de joyas es generalmente el alto costo del equipo para derretir metales. Un soplete de oxiacetileno, con las puntas, los tanques, los medidores y los reguladores de presión necesarios, supone una inversión bastante cuantiosa. Pero puede usted construirse un horno de crisol como el que se muestra aquí por una fracción de ese costo.
Puede producir temperaturas que varían de 900°F (482°C) a más de 2700°F (1482°C). Se trata de temperaturas lo suficientemente calientes para derretir peltre, cinc, aluminio, bronce, latón, metales preciosos, hierro y además acero.


La cámara de combustión está hecha de ladrillos refractarios y aisladores de servicio pesado (aproximadamente 3600°F (1982°C) y, como mortero, se emplea un cemento refractario con alto contenido de alúmina y de fraguado al aire. Se hace con ocho ladrillos, dos que se emplean tal y como vienen y seis que se cortan a la forma que se muestra. Se efectúa el corte fácilmente con una sierra de vaivén, una sierra de cinta o una sierra de sable. Comience el armado empapando todos los ladrillos en agua limpia hasta quedar totalmente mojados.


Mezcle de antemano el mortero con agua limpia, dentro de un recipiente limpio, hasta adquirir la consistencia cremosa y suave de la mezcla para hacer tortas.


Coloque a mano los dos ladrillos sin cortar en el mortero y dispóngalos lado a lado para formar una base plana de 2 1/2 x 9 x 9" (3,81 x 22,86 x 22,86 cm). Emplee una brocha de pintar pequeña mojada con mortero para eliminar los pelotones y rellenar los agujeros que puedan formarse. Añada las otras capas, dos ladrillos mojados en mortero a la vez, alternando la dirección de las juntas y utilizando la brocha de pintura y el mortero para alisar y rellenar.

 

 

 

Coloque el crisol en el centro de la cámara de combustión 

del horno, antes de encender el mismo

 

Hornee la cámara de combustión a una temperatura de 400° a 500°F (204 a 260°C) en el horno de la cocina hasta quedar totalmente seca. El agujero para la tobera se corta a través de la pared de la segunda capa en una línea tangente con respecto a la superficie interior. Una pieza sobrante de tubo de 1" (2.54 cm), torneada a mano, podrá formar esta abertura con rapidez y eficiencia. Finalmente, añada una caja de lámina de hierro galvanizado para proteger el quebradizo ladrillo refractario.

 

 

 

Cuando el crisol esté ardiendo con una luz brillante, 

utilice unas pinzas para colocarle un lingote de metal

 

 

 

Revuelva el metal derretido con un palo verde para hacer 

que los óxidos y la tierra suban a la superficie

 

 

 

Para remover el crisol de metal derretido del horno, 

deberá emplear unas pinzas largas y fuertes

 


Hechura del quemador

El quemador consiste en una cámara para la mezcla de aire con gas, una tobera y un soplador de aire a presión con un control de velocidad. Haga el tubo para el orificio con un niple de 3" (7.62 cm) de largo, hecho de tubo negro de 1/8" (0,32 cm). Perfore un agujero de 3/32" (0,24 cm) a través del centro de una de las paredes.


La tobera se hace con un trozo de un tubo negro de 1" (2,54 cm) con un largo de 8 ó 9" (20.32 o 22,86 cm), dotado de agujeros para dar cabida al tubo de orificio. Estos agujeros se perforan a través de ambas paredes, a 6 ó 7" (15.24 ó 17.78) de uno de los extremos.

 

Suelde el tubo del orificio en su lugar, de manera que el orificio dé hacia dentro. Aplique una tapa a un extremo e instale un grifo de gas en el otro. El soplador se puede obtener de cualquier secadora de pelo y se añade un atenuador de luz de estado sólido para utilizarlo como control de velocidad.

 

 

Vierta el metal en el molde, usando pinzas más cortas. 

Utilice guantes para todas las operaciones

 

Instalación y uso

Puede utilizarse cualquier sitio adecuado para soldar, asumiendo que cuenta con una buena ventilación y que se disponga de gas natural y de un servicio eléctrico conectado a tierra.


Coloque la cámara de combustión en el piso e inserte la tobera dentro de la cámara de combustión, hasta la pared interior pero no más allá de ella. Conecte el soplador y el control de velocidad. Conecte a tierra la tobera y la caja de la cámara de combustión. Conecte el conducto de gas natural al grifo de gas.


Prepárese para el uso del horno, reuniendo moldes, crisoles, lengüetas, guantes de asbesto, gafas de seguridad y el metal que se va a vaciar. Coloque el crisol en el centro de la cámara de combustión; esto facilita la circulación del calor y permite quitar el crisol con facilidad. Ponga a funcionar el soplador y luego abra un poco el grifo de gas y prenda inmediatamente el quemador desde la parte superior de la cámara de combustión. A través de un período de 30 minutos, aumente el flujo de gas al máximo, ajustando continuamente la velocidad del soplador para que se produzca una llama de color azul pálido.


Cuando el horno haya alcanzado su temperatura máxima, la pared interior brillará con un color amarillo subido. Una vez que el crisol se caliente bien, puede usted colocar metal dentro de él. Se obtienen temperaturas menores reduciendo el flujo del aire y del gas. Para temperaturas extremadamente altas, tape toda la abertura superior, excepto una parte pequeña de ella, con más ladrillos refractarios.


Consejos de funcionamiento

Cuando termine el vaciado, reduzca el flujo de aire y el gas aun mínimo durante otro período de 30 minutos; luego puede usted interrumpir el flujo de ambos. En caso de emergencia, primero cierre el gas y luego el aire. Nunca debe usted prender el gas sin prender primero el soplador. Antes de construir el horno de crisol, tome en cuenta lo siguiente:


-El horno puede constituir un peligro. Nunca hay que dejarlo funcionando mientras uno se encuentre en otro lado. No deje conectado el gas y la electricidad cuando no se está empleando el horno. Si es posible, impida el acceso a él con una cerradura.


-Cuando está prendido, el horno produce el ruido de un motor de reacción. No lo ponga a funcionar durante horas en que podría molestar a los vecinos.
-Es posible que la instalación requiera la aprobación de las autoridades de construcción o de los bomberos del sitio donde vive usted. Consulte con ellos antes.


-Debido a las altas temperaturas que genera, el horno puede constituir un peligro para la vida y la propiedad de uno. Obtenga y lea las publicaciones relacionadas con seguridad que aparecen abajo.

 

 

 

Construcción de un horno para metales

Biblioteca de Joyeria