Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Joyería Prehistórica
... estas en: Biblioteca Índice > Diseño

 

 

Joyería Prehistórica - Anillo de oro Egipcio

Joyería Prehistórica - Anillo de oro Egipcio

 

 

Joyería Prehistórica

 

 

Tip enviado por: Mario Ganara
Barcelona, España

 

 

Joyería Prehistórica. Orfebrería. Se llama orfebrería al trabajo artístico realizado sobre utensilios o adornos de metales preciosos. Los metales que constituyen los objetos de orfebrería propiamente dichos son eminentemente la plata y el oro o una mezcla de ambos que en la antigüedad se llamaba electrón o electrum. Con dichos metales se fabrican ya desde edades muy remotas utensilios muy variados como vasijas, piezas de adorno, joyas (ver AA), monedas, estatuas siguiendo el estilo, la ornamentación y el gusto propios de la época y de la nación que los elabora, como puede observarse recorriendo las principales civilizaciones.


Orfebrería prehistórica

Los primero hallazgos de la metalistería fueron sencillas piezas de oro que datan del periodo neolítico (ver A1) seguidas muy pronto de las de plata, cobre y bronce, al abrirse la edad que recibe el nombre de estos últimos metales. Los objetos que se labraron con dichos materiales consistían en diademas lisas (ver A2) a modo de cinta, gruesos brazaletes (ver 6) y collares rígidos (ver 1) (o torques) de una pieza, terminada por bolas piriformes, otros collares formados por sartas de bolitas perforadas y, en fin, anillos (ver 7) y pendientes (ver 3) de forma circular sencilla. La ornamentación de tales preseas, cuando existe, es puramente geométrica y se limita a surquillos rectos y en zig-zag, dientes, circulillos, puntos hechos a martillo, etc. Como cosa excepcional, se existe del antiguo Egipto algún cuchillo de silex (ver 10) con guarnición y vaina de oro, ornamentadas con florones y figuras de animales. Se labraron también de cobre y de bronce agujas, cuchillos y armas diferentes en forma de flechas, espadas y hachas con alguna ornamentación geométrica en el puño y con un temple y corte bastante fino en la hoja.

 

En la Península Ibérica, sobre todo en Galicia, se han hallado buenos ejemplares de dichos brazaletes, collares, aretes en espiral y pendientes de oro, algunos de ellos con aplicaciones de filigrana que podrían ser de la época del arte ibérico propiamente dicho.


(A1) neolítico

El neolítico, Edad Moderna de la Piedra, por contraposición a Paleolítico o Edad Antigua de la Piedra, es uno de los periodos en que se considera dividida la Prehistoria. Inicialmente se le dio este nombre en razón de los hallazgos de herramientas de piedra pulimentada que parecían acompañar al desarrollo y expansión de la agricultura. Hoy día se define el neolítico precisamente en razón del conocimiento y uso de la agricultura o de la ganadería. Normalmente, pero no necesariamente, va acompañado por el trabajo de la alfarería.


(A2) Diadema

La diadema es un ornamento de la cabeza considerado distintivo de autoridad real. Tiene forma de cinta, sencilla o adornada, cuyos extremos se engarzan o se ligan detrás de la cabeza.

La diadema sencilla de oro o plata se conoce ya desde el final de la época neolítica y la misma con diferentes repujados o calados fue usada por los fenicios, los micenios e, incluso por los celtiberos. De ella, se sirvieron los griegos para premiar a los vencedores en juegos públicos y los romanos para sus emperadores.

Los emperadores romanos se representan con corona triunfal o radiante, salvo después de Constantino y en el imperio bizantino en donde suelen llevar diadema. No obstante, algunos de estos últimos adoptan la tiara persa modificada.


(AA) Existen dos clasificaciones para Joya:

Las joyas no metálicas: se definen como una piedra preciosa mejorada. Mediante un procedimiento de tallado de alta calidad y precisión, un joyero puede incrementar el valor de la materia prima, en este caso la piedra preciosa. Su valor se mide por varios parámetros dependiendo de la gema, por ejemplo en el diamante son los siguientes; peso, pureza, color y talla.

Las joyas metálicas: son hechas de metales preciosos, como el oro y la plata, además del platino. En este caso el joyero-orfebre transforma la materia prima en adornos como anillos o aros. Su calidad se mide en quilates en el caso del oro, en la plata suele ser siempre de ley, teniendo un 925/1000 de proporción.

Anillos (7), sortijas, sellos (8), alianza 
Collares (1), cadenas, torques, cordones 
Colgantes, medallones (2)
Pendientes (3)
Broches 
Cetros (4), Orbes 
Pulseras (5), brazaletes (6)
Coronas, tiaras (9) 


(1) El collar

El collar es un complemento en forma de sarta o cadena que rodea el cuello o parte superior del pecho como adorno. también se ha utilizado como prenda de distinción ya sola, ya aumentada con alguna cruz o medalla propia de condecoraciones.

El collar puede tener una existencia mas remota que otros complementos comunes como el anillo y el brazalete pues se ha encontrado en antiquísimas sepulturas prehistóricas de la época paleolítica. Se le ha considerado siempre como adorno de mujeres, pero lejos de ser exclusivo, han usado de el también los varones en los pueblos indígenas y en las civilizaciones antiguas de Oriente y Egipto (apenas en las de Grecia) en las de Etruria y Roma, en el Imperio bizantino y algo en el Occidente medieval (por lo menos, en el siglo XIV), cesando en Europa desde el siglo XV para los hombres, salvo para uso como condecoración honorífica.

 

Los collares prehistóricos de la Edad de piedra consisten siempre en sartas de conchas, huesecillos, dientes y piedrecillas. Los de la Edad de los metales agregan a los anteriores elementos algunas cuentas de oro y cobre, de barro cocido y de pasta vítrea o bien se transforman en torques (collares rígidos) a manera de trenzas y de argollas o se componen de cerquillos metálicos de los cuales penden pequeñas anillas del mismo material. De todas las formas indicadas, se han exhumado ejemplares preciosos en diferentes sepulturas prehistóricas, ibéricas y celtiberas de España entre los cuales ofrece no poco interés por su simbolismo el collar de diferentes piezas de barro cocido que se hallo en una sepultura de la necrópolis celtibera de Clares en la provincia de Guadalajara.

En las diferentes civilizaciones históricas de la antigüedad el tipo mas común de esta prenda consistía en una cinta o cadenilla de metal precioso con colgantes artísticos, según el estilo de cada país sin que falten las sartas de perlas desde la civilización prehelénica o de cuentas de vidrio y de piedras preciosas o de series repetidas de dichos objetos formando un collar variado como el osk de la civilización egipcia. En la Edad Media siguió una tendencia parecida prevaleciendo el uso de cadenillas que daban varias vueltas y que en la civilización bizantina llevaban pendiendo medallas o monedas de oro y pedrería ye en la arábiga, piezas con filigranas.

En la Edad Moderna, sobre todo en los siglos XVI y XVII, se utilizaron collares de gruesas bolas huecas y afiligranadas o caladas, siempre como adorno femenino.

 

 

Joyería Prehistórica - Anillo de oro Egipcio

Joyería Prehistórica - Anillo de oro Egipcio

 

 

 

Joyería Prehistórica - Anillo de oro Egipcio - Detalle

Joyería Prehistórica - Anillo de oro Egipcio - Detalle

 

 

 

(2) Los medallones

Los medallones son adornos redondeados generalmente metálicos que se llevan colgados del cuello para adorno personal. Con frecuencia se encuentran unidos a collares, aunque tienen significación propia.

Los llevaron los egipcios en forma de placa mas o menos cuadrada y calada, conteniendo entre otras figuras la de un gavilán o buitre con las alas extendidas, pieza conocida hoy con el nombre de pectoral. Lo usaron también las clases pudientes entre los asirios a modo de cruz parecida a la de Malta como lo revelan sus relieves monumentales. El medallón fue adoptado así mismo por los griegos, etruscos y romanos en forma circular. De estos últimos lo recibieron los pueblos occidentales siguiendo después semejante costumbre y con carácter religioso los cristianos de los siglos posteriores estando vigente hasta nuestros días.

Entre el pueblo romano el medallón se utilizaba en forma de bula que era una especie de cajita redonda u oval formada por dos laminas metálicas abombadas y unidas por los bordes. Llevaban la bula los niños de los ciudadanos libres hasta cumplir los diecisiete o dieciocho años en que la deponían y la consagraban a Hércules, cambiando a la vez la toga pretexta de la infancia por la toga viril. Cosa parecida realizaban las jóvenes dedicando su bula a Juno. Por su parte, los generales romanos que habían obtenido alguna victoria, al hacer su entrada triunfal en la ciudad pendían en su pecho un bula-amuleto, con la idea de prevenirse contra la envidia de sus coetáneos.


(3) Pendiente

Un pendiente de plata en la oreja de una mujer. 

Pendientes y piercing. El pendiente, también llamado zarcillo o arete, es un objeto que sirve para adornar el cuerpo y se suele colocar en las orejas. Existen varios tipos de pendientes, de diferentes materiales y formas. En la parte exterior del pendiente se encuentra el elemento decorativo, y se conecta con la parte interior de la oreja mediante un pequeño aro, que es sujetado por una rosca, normalmente. El uso de los pendientes es solamente ornamental y se utiliza no solo en las orejas, sino por todo el cuerpo.

Historia y evolución
Con la forma de simple arete el pendiente se ha encontrado en sepulturas de la Edad de bronce y consta que se usaba entre algunos pueblos antiguos como adorno de la nariz, perforando el cartílago central. El arete con su colgante figuraba a menudo en los relieves de personajes asirios pero no se observa en los de Egipto donde parece que no estuvieron muy en boga los pendientes. No obstante, se han encontrado preciosos ejemplares en tumbas de princesas de las dinastías XII y XIII y de faraones de la XX entre otros. De egipcios y asirios copiaron la forma los fenicios, hebreos y otros pueblos orientales. La misma costumbre adoptaron los griegos y romanos, labrando pendientes de singular riqueza con aretes de oro y colgantes de perlas, gemas y pequeñas cabezas de metal siendo su uso propio de las mujeres, como en los demás países de Occidente. Sin embargo, solían llevar pendientes también los niños de Atenas y Roma aunque solo en una oreja.

Con el nombre de arracadas se distinguen los pendientes completos, y mas especialmente los de grandes dimensiones. Los llevaron de este tipo y de forma circular muchos pueblos antiguos como los egipcios, asirios, fenicios, etruscos, celtas e iberos. De estos últimos, son buena prueba algunas estatuas como la famosa de la Dama de Elche y quizás tuvieran el mismo destino muchas de las placas en forma de disco de bronce repujado halladas en sepulturas celtiberas. De labor fenicia con reminiscencias asirías son las magnificas arracadas de oro halladas en el Tesoro de Aliseda. Los árabes en España usaron también grandes pendientes con multitud de colgante a imitación de los cuales los llevaron las damas de varias regiones incluso en la Edad Moderna.

Algunas culturas utilizan los pendientes como amuleto protector, para impedir que los malos espíritus se introduzcan en el cuerpo a través de los oídos.

Actualidad

Actualmente el uso de los pendientes no queda restringido solamente en las orejas. En la sociedad industrializada también se extiende la moda de ponerse pendientes por todo el cuerpo: en varios lugares de las orejas, en el ombligo, en las cejas, en la nariz, en la lengua, en el labio... Esta técnica se denomina corrientemente piercing o pirsin.

 

 

(4) Cetro

Los cetros son distinciones de mando a modo de bastones cortos. Tanto los cetros como los bastones de mando datan del paleolítico, si es que tal significado tenían los trozos de asta perforados y mas o menos esculpidos que desde entonces se encuentran.

Los jefes de todas las naciones cultas han adoptado el cetro como señal de autoridad, haciéndolo consistir en una vara o bastón mas o menos rico y adornado que suele rematar en alguna figura simbólica. Los de la Edad Antigua, que ostentan en su manos los dioses y emperadores tienen la forma de asta o pértiga elevada. Los de la Edad Media se presentan mas cortos y ricos y los de la Moderna todavía mas pequeños y adornados.

Había también cetros cortos en las civilizaciones antiguas, los cuales pueden considerarse mejor bastones de mando o de distinción propios de magistrados: así son por ejemplo la vara de los centuriones romanos y el cetro que los generales victoriosos llevaban al recibir los honores de triunfo en la magna urbe. No obstante, a juzgar por los símbolos que se observan en las estatuas egipcias, se conoció también y se uso en el Imperio de los Faraones un cetro corto en forma de cayado como distintivo de los dioses y monarcas además del largo. En Roma por fin llegaron los emperadores a usar en su trono el pequeño cetro triunfal de los generales. Entre los celtiberos se uso una especie de cetro o bastón, distintivo de alguna autoridad según lo revelan hallazgos verificados en sepulturas de distinguidos guerreros. tenían un remate ancho y triangular de bronce calado y adornado con motivos lineales y alguna figura simbólica.


(5) Pulsera

Definición:
Elemento decorativo que se suelen poner en las muñecas de las manos pero también hay modelos fabricados para los pies.

Tipos de pulseras:

según su composición: de oro, plata, fantasía, madera, hilos.... según donde se pongan, en las manos y en los pies.

Historia y evolución:

Antes se utilizaban las pulseras de oro y esto representaba que tenían un gran poder económico. Con el paso del tiempo han ido evolucionando y se han fabricado de distintas maneras con diferentes elementos.


(6) Brazalete

Brazalete de plata. El brazalete es una pieza de adorno que las personas se colocan en el brazo, las muñecas o los tobillos. Se encuentra fabricado por lo común en oro, plata, bronce o hierro, aunque tampoco faltan los brazaletes realizados en metales menores. Por su parte, es habitual que se adorne con piedras preciosas, esmaltes, filigranas y otras labores. El aro del brazalete (cuando tiene forma de anillo) puede ser completo o incompleto y deformado de una pieza, ya de dos que se abren y cierran por medio de una charnela.

Historia
La antigüedad del brazalete es similar a la del anillo si no es superior pues se han encontrado ejemplares en las antiguas momias de Egipto y en sepulturas prehistóricas europeas de la Edad de bronce y se observa a menudo representado en los relieves de personajes del antiguo imperio asirio. Los mas antiguos se remontan al neolítico, siendo estos en forma de trozos de conchas perforadas.

Han llegado hasta nuestros días brazaletes de todas las civilizaciones antiguas comenzando con la prehistórica del bronce, los cuales suelen tener forma espiral o circular sencilla. Le siguen los egipcios, de forma cilíndrica y de dos piezas, adornados con incrustaciones de pedrería y emblemas propios del estilo. Los fenicios, se confeccionan a manera de anillos abiertos y terminados en cabezas de animales. Los griegos y romanos presentan formas circulares o espirales, imitando una serpiente y se adornan a menudo con piedras y medallas. Del Imperio bizantino consta, por los mosaicos y miniaturas de su procedencia que también se usaba el brazalete por las clases altas. Sin embargo, no debió ser muy común y menos aun en Occidente (a excepción de las regiones del Norte de Europa) a juzgar por los escasísimos restos que de tales complementos nos ha dejado la Edad Media. En el siglo XV restablecieron su uso los caballeros como divisa en los juegos de armas y en la Edad Moderna, las señoras como articulo de lujo. En la actualidad vuelve a ser usado tanto por mujeres como hombres.


(7) Anillo 

Anillo egipcio. El anillo o sortija es un aro con mas o menos decoración que se utiliza como adorno de los dedos de las manos. El anillo completo se compone de tres partes:

El aro 
el chaton o parte mas o menos plana 
la gema o piedra preciosa (colocada sobre el chaton) la cual a menudo se sustituye por vidrios o esmaltes de menor categoría que intentan imitarla, o por un grabado hueco que servia de sello para autentificar documentos. 


La gema suele estar decorada con entalles o relieves y cuando no existe, el chaton lleva, por lo general, letras o figuras grabadas. Por la forma de las figuras que ostentan el chaton o la gema se reconoce la procedencia del anillo.

Historia
El anillo viene usándose como adorno de la mano en toda clase de personas ya desde el antiguo imperio egipcio, según lo han revelado los hallazgos realizados en sus tumbas. No parece que fuera conocido por los caldeos y asirios pero si por los persas, fenicios, griegos, etruscos, romanos y demás pueblos occidentales, y hasta se ha encontrado aunque en forma muy sencilla en sepulturas prehistóricas de la primera edad de los metales. El material empleado en los anillos ha sido por lo común el oro, la plata, el bronce y el hierro, sin que hayan faltado anillos de marfil, de ámbar y vidrio. En ocasiones, los fabricados con materiales menos nobles se hallan recubiertos por una lamina de oro.


Marido colocando el anillo de boda a su esposa pero no debe olvidarse que en la Edad Media fue muy común decorar anillos y otros objetos de orfebrería con gemas que pertenecieron a la civilización griega o romana y en tales objetos la forma del anillo y la ornamentación que pueda llevar serán datos importantes para descubrir su origen. En los anillos que se hicieron por los cristianos de los primeros siglos y de los que se han hallado numerosos ejemplares en las Catacumbas, se conoce su origen por los símbolos cristianos y las inscripciones que ostentan. Posteriormente, la Iglesia los adopto para uso de los prelados.

 

No siempre se destinaron los anillos a ser ornamento de la mano, sino que, a menudo sirvieron exclusivamente para sellar y otras veces se aprovecharon para suspenderlos en los collares o para moneda o bien como objeto simbólico, de distinción y como superstición. Ni en todos los pueblos ha sido uniforme y libre la costumbre de adornarse las personas con anillos pues mientras que las tribus indígenas los han llevado hasta en los dedos de los pies, los pueblos civilizados se los ponían únicamente en la mano derecha o en ambas manos, ya en todos los dedos ya en el dedo medio o en el anular tan solo. Entre los romanos fue privativo de las clases nobles o distinguidas el uso de anillos de oro hasta que Séptimo Severo, a finales del siglo II lo concedió al ejercito y posteriormente, Alejandro Severo lo extendió a todo ciudadano romano.



(8) Sello (indumentaria)

Es un tipo de anillo en que la parte superior es mas ancha que la inferior y además es plana, suele tener forma rectangular u ovalada, y suele llevar inscritas las iniciales de la persona que lo lleva. Casi siempre son de metales preciosos, normalmente oro o plata, y pueden ser pequeños o de gran tamaño. Las iniciales suelen estar grabadas, aunque también pueden estar en relieve. Suelen llevarse normalmente en el dedo medio o en el anular, y son mas típicos de hombres.

Se utilizaban para marcar con el el lacre de las cartas o documentos, como prueba de autenticidad del emisor.



(9) Tiara

El Papa Clemente VIII portando la tiara. La tiara es una mitra alta con tres coronas de origen bizantino y persa que representa el símbolo del papado. La tiara consiste en un birrete cónico o semiovoideo rodeado de una o mas coronas y del cual penden dos cintas como las ínfulas que encontramos en la mitra. Su nombre no nace como tal hasta el siglo XII.

Esta disposición data del siglo X pero antes se conocía un ornamento con el que el Papa cubría su cabeza, llamado camelaucum, del que se habla ya en el siglo VIII y que era una especie de yelmo blanco de lino utilizado al principio y no tenia carácter litúrgico. Hacia finales del siglo XIII la mencionada corona de la tiara (que consistía en un simple cerco) se presenta dentada o radiante para ser luego floroneada. Poco después, bajo el pontificado de Bonifacio VIII se le añade una segunda corona y hacia 1310 comienza a introducirse la tercera, la cual se halla permanentemente desde Benedicto XII hasta nuestros días, quedando así constituida la tiara con tres coronas.

 

Las tiaras papales fueron usadas por todos los papas desde Clemente V hasta Pablo VI quien fue coronado en 1963. Pablo VI abandono el uso de la corona a partir del Concilio Vaticano II, dejándola simbólicamente en el altar de la Basílica de San Pedro, pero no abolió su uso requiriendo explícitamente, en la Constitución apostólica Romano Pontifica Eligiendo de 1975 que su sucesor fuera coronado. En la actualidad la tiara no forma parte de la indumentaria papal, pero sigue siendo símbolo del papado como se refleja en el escudo de armas de la Santa Sede y el Vaticano. Rompiendo con la tradición, el escudo de armas personal de Benedicto XVI no contiene la tiara tradicional entre sus ornamentos. esta fue remplazada por la mitra papal, si bien, la mitra contiene tres niveles que recuerdan la tiara papal.


(10) Silex

Silex. El silex, también llamado pedernal en su variedad modular de color negro, es una roca de origen sedimentario compuesta por sílice.

De gran dureza (7 en la escala de Mohs) se uso en la Edad de Piedra para la elaboración de herramientas cortantes por su capacidad de romperse en lascas (fractura concoidea, laminas rectas con ligeras curvas).

también fue usado para encender fuego por su capacidad de crear chispas al chocarse con otra pieza de igual o mayor dureza.

 

Joyería Prehistórica

 

Biblioteca de Joyeria