Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Limpieza de joyería de plata
... estas en: Biblioteca Índice > Plata

 

 

Limpieza de joyería de plata

Limpieza de joyería de plata

 

 

Limpieza de joyería de plata

 

Tip enviado por: Mario Gandara
Barcelona, España

 

 

Limpieza de joyería de plata

a) Los objetos de plata atacados por gases sulfurosos se limpian frotándolos con una solución de bórax y saturada e hirviendo. También da muy buenos resultado una solución de potasa cáustica con trocitos de zinc.

b) Carbonato amoniaco 1 parte, agua 4 partes, escayola 16 partes; se aplica esta mezcla con un paño seco.

c) Colcocar y creta preparada, partes iguales: se aplica esta mezcla en seco.

d) Tiza 2 partes, oxido de zinc 1 parte, cuerno de ciervo calcinado 1 parte.

e) También se emplean baños ácidos compuestos de partes iguales de ácido sulfúrico y agua en los que se tienen media hora los objetos de plata previamente calentados al rojo casi blanco en mechero de gas. Finalmente se secan en aserrín de boj. Este procedimiento solo es aplicable a objetos de plata bien sólidos y resistentes.

f) A 40 partes de vaselina se añaden unas gotas de nitrobenceno, 50 partes de tiza, 10 partes de cuerno de ciervo calcinado y 10 partes de jabón, en polvo muy fino, toda muy bien mezclado.

 

 

Jabones para limpiar la plata


a) para obtener delicados, vajilla, etc. jabón blanco o amarillo bien raspado 80 partes, magnesia calcinada 18 partes, colcotar 2 partes, agua cantidad suficiente. Se disuelve el jabón en la menor cantidad posible de agua, al calor, y después se incorporan los demás ingrediente.

b) jabón blanco o amarillo en raspaduras finas 80 partes, Trípoli 8 partes, alumbre 4 partes, ácido tartárico 4 partes, carbonato de plomo 4 partes, agua cantidad suficiente.

c) jabón blanco o amarillo bien raspado 100 partes, cenizas de estaño 4 partes, carbonato amoniaco 8 partes, creta levigada 16 partes. Si se quiere puede colorearse este jabón con un pigmento rosa.

 

 

Líquidos para limpiar la plata

a) Cal de Viena o creta preparada 2 partes, amoniaco 2 partes, agua cantidad suficiente para hacer 8 partes.

b) ácido oxálico 1 parte, azafrán 2 partes, yeso 4 partes, agua cantidad suficiente para cocer 15 partes. Agítese antes de usar esta mezcla, que si quiere puede emplearse en seco (suprimiendo el agua), o aplicarse con un poco de aceite, frotando después el objeto con yeso.

c) Creta preparada 240 gr, trementina 60 gr, alcohol alcanforado 16 gr, amoniaco 8 gr. Se aplica con una esponja y una vez seco el objeto se frota con un paño suave.

d) Cianuro potásico 240 gr, alcohol 30 gr, amoniaco 30 gr, sulfato de cobre 15 gr, sulfato sodico 30 gr, agua 8 litros. Se tiene la plata unos minutos en este baño, se lava después con agua clara, y se abrillanta con un trozo de gamuza o franela.

e) Para joyas y objetos afiligranados. Se lavan los objetos en una solución de 1 parte de potasa en 20 partes de agua, se enjuagan y se tienen cinco minutos en una mezcla de 1 parte de sal, 1 parte de alumbre, 2 partes de salitre y 4 partes de agua; se lavan después en agua fría y se secan con un trozo de gamuza.

 

 

Pasta para limpiar la plata

Se hace una pasta fina con creta levigada (no precipitada) e hiposulfito sódico a partes iguales, y cantidad suficiente de agua destilada; se aplica esta pasta con un cepillo blando, se lava después el objeto en cuestión con agua clara y se seca en aserrín. Hay quien prefiere dejar que se seque la pasta sobre el objeto y después frotar este y lavarlo con agua caliente.

 

 

Polvos para limpiar la plata

Creta muy fina 15 partes, sosa 1.5 partes, ácido cítrico 0.5 partes. Se reduce todo a polvo fino, que se aplica con un poco de agua.

 

 

Plata manchada

a) La plata muy manchada se limpia bañándola en una solución de 1 parte de cianuro potásico en 8 partes de agua (muy venenosa). Se lava bien después con agua y se seca; para volverle a sacar brillo se frota con gamuza y colcotar.

b) Si no esta la plata muy manchada se frota con un cepillito y una pasta formada de 3 partes de creta purificada y levigada, 1 parte de jabón blanco y agua cantidad suficiente.

c) Una mezcla muy eficaz es la de creta levigada y solución de amoniaco, formando pasta, pero tiene el inconveniente de dar muy mal olor y de irritar mucho los ojos.

d) Modo de quitar las manchas de tinta de la plata. Los objetos de plata se uso domestico, sobre todo los tinteros de plata o plateados, se suelen manchar frecuentemente de tinta. Estas manchas no pueden quitarse del modo ordinario, sino con una pasta de cloruro de cal y agua. También da muy buen resultado el agua de Javel.

e) Modo de quitar las manchas de huevo de la plata. Las manchas mas intensas de huevo se quitan fácilmente de la plata frotándolas con la yema del dedo, después de haberlas cubierto con un poco de sal común.

 

 

Limpieza de adornos, galones y aplicaciones de plata

Se prepara una solución concentrada de jabón blando y agua, se echan en esta los adornos u objetos de que se trata y se hierve la solución durante unos minutos, cinco en general. Se sacan los adornos de esta solución, se echa esta en una palangana, y en cuanto se enfría lo bastante para resistirla con la mano, se frotan bien los objetos con un cepillo mojado en la solución. después se lavan con agua hirviendo y se colocan sobre un cuerpo poroso (un ladrillo, o un trozo de losa o azulejo sin vidriar) hasta que se sequen. Finalmente se frotan con cuidado con un trozo de gamuza, quedando los adornos como nuevos.

 

 

Limpieza de las monedas de plata

Se hace un baño de 10 partes de ácido sulfúrico y 90 partes de agua, y se deja la moneda en este baño hasta que se disuelva la costra de sulfuro de plata. Ordinariamente basta con una inmersión de cinco a diez minutos, después de la cual se lava la moneda en agua corriente, se frota después con una brocha o cepillo flojo y jabón de Castilla, se vuelve a lavar, se seca con una trapo y se termina frotándolo cuidadosamente con una gamuza.

 

 

Limpieza de articulo plateados

Se echa en un frasco de boca ancha la siguiente mezcla: cremor tártaro 2 partes, creta levigada 2 partes, alumbre 1 parte. Se pulveriza el alumbre y se mezcla con los otros dos ingredientes, después de lo cual se tapa muy bien el frasco. Cuando haya que hacer uso de estos polvos, se humedece la cantidad suficiente de estos y con un tapo de hilo se frota el objeto, pero sin apretar demasiado sobre el mismo, porque de hacerlo así puede estropearse la capa de plata, siempre muy fina. Se lava después con agua caliente de jabón y a continuación con agua clara, secándolo con aserrín.

Si el objeto esta muy ennegrecido con sulfuro de plata, y es pequeño, se pude sumergir por un instante en ácido clorhídrico y lavarlo inmediatamente después en agua corriente. Los objetos de mayor tamaño pueden tratarse como las monedas, es decir, sumergiéndolos durante dos o tres minutos en una solución acuosa al 10 por 100 de ácido sulfúrico, o bien mojando su superficie rápidamente con una muñequilla empapada en ácido nítrico, y lavándola inmediatamente con agua corriente.

 

 

Vajilla de plata

La vajilla de plata o plateada se limpia con cualquiera de los compuestos siguientes:

a) Partes iguales de subcarbonato férrico precipitado y creta preparada.

b) Oxalato férrico calcinado.

c) Mercurio y cal a partes iguales 15 gr, creta preparada 60gr. Al emplear esta mezcla se añade un poco de alcohol y se frota con gamuza. Su resultado no siempre es satisfactorio.

d) Se echan sulfato de hierro en una pipa de tabaco grande, y se pone al fuego durante un cuarto de hora, al cabo del cual se mezcla con un poco de creta en polvo. Se emplea en seco.

e) Se añade poco a poco 240 gr de creta preparada en polvo fino, a una mezcla de 60gr de alcohol alcanforado y 8 gr de amoniaco; se aplica esta mezcla con una esponja y se espera a que se seque antes de frotar la plata para sacarle brillo.

f) Creta fina 30gr, cremor tártaro 60 gramos, Trípoli 30 gr, almagre 30 gr, alumbre 20 gr, alumbre 20 gr, se pulveriza todo en un mortero. Esta mezcla se aplica humedecida, se frota sobre la plata, y cuando esta se seque, se frota con una franela seca, o se limpia con un cepillito.

g) Cuando se ha de guardar la plata mucho tiempo se evita que se ennegrezca dándole una capa fina de colodión.

h) Se mezcla 1 parte de colcotar con 12 partes de carbonato de magnesia.

i) Cenizas de estaño en polvo 2 partes, creta levigada 10 partes.

j) Partes iguales de sal común, alumbre y cremor tártaro; se disuelve todo en agua caliente y se hierve con la vajilla dentro.

k) Para limpiar la vajilla o cubiertos de plata de uso corriente, ligeramente ennegrecidos por haber estado guardados, se cubren con una capa de blanco de España desleído en agua, que se aplica con una muñequilla. Se dejan secar al sol durante algunas horas y finalmente se separa la capa con un cepillito o gamuza.

 

 

Plata alemana

Para limpiar la plata alemana, además de las formulas generales para limpiar la plata y demás metales, se emplea con gran resultado el peroxido de hierro puro levigado, mezclado con un poco de aceite. Si el objeto esta muy sucio se frota esta mezcla con el dedo, y si solo esta algo oscuro se frota con un trozo de gamuza y un poco de peroxido de hierro bien seco; después se quitan los polvos con un pincel o cepillo fino.

 


 

 

 

Limpieza de joyería de plata

 

 

Para limpiar objetos de plata se pueden usar los siguientes métodos:

Realizar una mezcla con alcohol, limpia materiales y agua, a partes iguales; oxicloruro de bismuto disuelto en alcohol es otra formula muy eficaz. En ambos casos debe quedar un liquido cremoso, con el que se frotaran y abrillantaran los objetos de plata.

También se pueden limpiar los objetos de plata con el agua empleada para hervir patatas o espinacas. Resulta especialmente adecuada para sacar brillo a los objetos que no tienen muchas manchas.

Por el contrario, si están muy sucios, sumérjalos en una solución de amoniaco y agua caliente, a partes iguales, déjelos en reposo unos minutos y, luego, séquelos bien con un paño y frótelos para sacarles brillo.

Otra formula muy eficaz consisten en: una cucharada de vinagre de alcohol, un puñado de sal gorda, un chorrito de detergente de lavavajillas y un litro de agua caliente. Se sumergen las piezas a limpiar en este producto durante quince minutos y luego se aclara con agua jabonosa.

Cubiertos: si al sacarlos del estuche se encuentran excesivamente mates, un buen remedio consiste en hervirlos en una cazuela con agua caliente. La suciedad subirá a la superficie y los cubiertos quedaran limpios y brillantes.

Para evitar que los cubiertos de plata se rayen deben guardarse en un estuche que contenga muletón suave. No se deben meter en lavaplatos, a menos que se encuentren protegidos por un barniz especial. 

Candelabros: Si tienen restos de cera, nunca hay que intentar quitarlas con las uña, lo único que conseguirá será rayarlos. Ponga dos cacerolas con agua a hervir y sumérjalo, primero en una de ellas para eliminar la suciedad y después, en la otra, para que quede brillante. Secar con un paño y lustrar con una bayeta.


Limpia y abrillanta rápidamente

Como limpiar la plata: sumerja los objetos en un recipiente con un poco de sosa y varios trozos de papel de aluminio; añada agua hasta cubrirlos todos (el polvo y la suciedad se depositara en el aluminio), luego, cúbralos con agua caliente y séquelos. después, límpielos con un trapo impregnado en un protector especifico de larga duración.

Limpieza rápida: para sacar brillo de forma rápida eche unas gotas de aguarrás sobre un trozo de algodón y flote los objetos con el. Luego, aclare muy bien.

Otra opción: ponga una parte de sosa por cada 20 de agua y eche la mezcla en una cazuela de aluminio. Meta y saque la plata en la solución, después aclárela en agua caliente y séquela.

Como preparar trapos para limpiar la plata: haga una solución de 10 partes de agua fría, 2 de amoniaco para uso casero, y una de un abrillantador de plata de larga duración. Corte varios trozos de algodón y empápelos en la mezcla, luego déjelos secar. Este sistema es ideal para limpiar joyas y cubertería.

No utilice producto casero en objetos de plata que tengan piedras; se podría aflojar el engarce. Si utiliza y lava la plata de forma regular, no hace falta abrillantarla a menudo.

Arañazos pequeños: se quitan con oxido de hierro. Jamás envuelva objetos de plata en plástico pues la condensación podría deslustrarla, hágalo en papel de periódico, especialmente cuando vaya a guardarlo por mucho tiempo.


Plata tallada

Cuando limpie objetos de plata con un producto químico procure no dejar residuos del mismo sobre la plata, se deslustrara mas rápidamente. Límpiela siempre cerca de una ventana abierta, ya que la plata al limpiarla desprende unos gases sulfurosos muy perjudiciales para la salud. Para limpiar piezas de platas tallada utilice unos cepillos especiales que se venden solo para la limpieza de la plata y úselo solo para esto. No utilice nunca un cepillo de dientes o una brocha. podría rayar la superficie.

Para chapado emplee un cepillo especial que puede obtener en una joyería, o un cepillo de dientes infantil para llegar a los huecos de los objetos grandes. Para limpiar los surcos profundos envuelva el extremo de un palillo en algodón, mójelo en un liquido para limpiar plata y páselo por todos los recovecos, luego, aclare muy bien con agua limpia.

 

Limpieza de joyería de plata

 

Biblioteca de Joyeria