Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Conservación de herramientas
... estas en: Biblioteca Índice > Fabricación

 

 

 Conservacion de herramientas

Conservación de herramientas

 

 

Conservación de herramientas

 

 

Tip enviado por: Mario Gandara
Barcelona, España

 

 

Conservación de herramientas

a) Para conservar las herramientas, instrumentos, etc., libres de hollín, se  engrasan bien con vaselina amarilla. No deben emplearse aceites, después de  todos (a menos que sean muy caros) contienen bastante ácido, que es  perjudicial para el hierro y el acero.


b) Se calienta con cuidado bencina y se le añade la mitad de su peso de cera  blanca que se disuelve completamente: esta solución se aplica a las  herramientas con una brocha y las preserva del hollín y de la acción de los  vapores o humos ácidos.

c) Se derrite ½ Kg de vaselina con 60 gr de ungüento de pomada azul ( la que  los drogueros llaman al tercio) y para darles buen color se agregan unas  gotas de esencia de canela, sasafras, etc. con un paño saturado de esta  mezcla se frotan las herramientas que se trata de preservar.

 

d) Se frota el instrumento con una mezcla de partes iguales de ácido fenico y  aceites de olivas.


e) En un cubo se echan 125 gr de jabón blando ½ de cal recién apagada y agua  bastante para cubrir las herramientas que se ponen en el cubo en cuanto se  acaban de usar. A la mañana siguiente se limpian con un paño.

f) Los objetos metálicos empleados en laboratorios, etc., donde siempre hay  vapores ácidos, pueden protegerse del hollín del modo siguiente: se tiene una  caja de palastro resistente al color rojo y lo bastante grande para contener  todos los objetos, con un falso fondo de tela metálica por debajo del cual  se pone una capa de carbón machacado de 1 cm de altura aproximadamente y  entonces se colocan sobre la tela metálica los objetos bien limpios de hollín  y pulimentados. Se tapa la caja y se pone en fuego intenso que hace que el  carbón de dentro desprenda todos los componentes resinosos (alquitrán,  etc.), y se sigue calentando hasta que el fondo de la caja se ponga al rojo.  Una vez terminado el desprendimiento de gases, se deja enfriar la caja y se  sacan los objetos que estarán cubiertos con una capa brillante de muy buen aspecto. Las pinzas, tijeras, soportes, etc., así tratados se conservan  perfectamente durante meses enteros, aunque estén en sitios en que el aire  se encuentre siempre mezclado con vapores ácidos.

 

Conservación de herramientas

 

Biblioteca de Joyeria