Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Limpieza de monedas
... estas en: Biblioteca Índice > Fabricación

 

 

Limpieza de monedas

Limpieza de monedas

 

 

Limpieza de monedas

 

 

Las monedas de cobre generalmente lucen opacas y sucias, ya que el oxigeno en el aire reacciona con el cobre, produciendo una capa de oxido de cobre sobre la moneda.


Toma una moneda de cobre sucia y déjala reposar en jugo de limón por unos minutos.

¿Que sucedió?

El ácido del jugo de limón reacciona con el oxido de cobre y lo remueve, dejando una brillante moneda de cobre en tus manos.

 

Limpieza de monedas


 

 

 

Limpieza de monedas

 

 

Tip enviado por: Mario Gandara
Barcelona, España

 

 

Limpieza de medallas, monedas, etc.
a) La capa de cloruro de plata puede reducirse con cianuro potasico derretido: después se echa el objeto en agua, que se hace hervir, se sustituye el agua por alcohol y se seca en una cámara de desecación. Una vez seco el objeto se acepilla con un cepillo o brocha flexible y se le da una mano de barniz o laca transparente de buena calidad.

En vez de emplear solamente cianuro potasico puede usarse una mezcla de este con carbonato potasico. después de este tratamiento, los objetos delicados de plata resultan menos frágiles. Otro sistema consiste en colocar el objeto en carbonato sodico fundido, quitando el carbonato de plata que se forma con ácido acético al 50 por 100. De este modo se obtiene un excelente pulimento.

El cianuro potasico puede emplearse con todos los objetos pequeños de hierro; para los mayores se recomienda mucho el sulfocianuro potasico fundido, que convierte el oxido de hierro en sulfuro, que se quita con facilidad, quedando al descubierto una superficie negra de precioso aspecto.

b) Las monedas antiguas pueden limpiarse sumergiéndolas primero en ácido nítrico concentrado y lavándolas después con agua clara; se termina su limpieza secándolas perfectamente. 

 

Si están muy sucias se frotan con una pasta hecha de 15 g de bicromato potasico puro, 30 g de ácido sulfúrico y 30 g de ácido nítrico, y después se lavan con agua, se secan y se bruñen con Trípoli o tiza.

c) También se limpian las monedas antiguas teniéndolas en zumo de limón hasta que desaparezca el oxido y toda la suciedad. Ordinariamente, basta con un día; pero no es perjudicial prolongar este tiempo.

d) Otro procedimiento consiste en echar las monedas en una solución concentrada y caliente de sosa o potasa, lavarlas con agua y sumergiéndolas un momento en ácido nítrico, después se lo cual se lavan en seguida en agua corriente.

 

Limpieza de monedas


 

 

 

Restauración de la patina en monedas

 

 

Texto: Roberto (España)

 

 

Una de las cosas que suelen ocurrir en nuestro afán por limpiar las monedas de cobre, es que eliminamos toda o parte de la pátina. Una moneda en estas circunstancias pierde parte de su valor y se ve menos atractiva. 

He pensado que sería importante, dado que muy probablemente la mayoría tenemos monedas en estas circunstancias, investigar para ver de que manera se puede restaurar la pátina perdida en una de nuestras operaciones de limpieza.

En la mayoría de los libros que he tenido ocasión de consultar no he encontrado gran cosa, si acaso alguna mención al hecho de que las piezas de cobre y bronce adquieren con el tiempo y en determinadas circunstancias nuestra ansiada pátina. No en vano he perseverado, y al final encontré un recetario industrial de 1959 en el que explica la manera de devolver la pátina a objetos de varios metales distintos, pero no sólo de color negro, sino de una amplísima gama de colores que, sinceramente, no tenía ni idea que se pudieran obtener. 

El libro en cuestión es la segunda edición del Recetario Industrial, de G. D. Hiscox y A. A. Hopkins. Ediciones posteriores se encuentran fácilmente en las librerías.

No he querido escribir este artículo sin comprobar por mi mismo la eficacia de uno de los métodos que parecía de los más adecuados para su realización casera y que comentaré más adelante. Por otro lado, otros métodos que describe para la obtención de las pátinas de distintos colores, incluido el negro, requieren la utilización de productos químicos tales como distintas sales de cianuro y otros tantos ácidos muy corrosivos (aunque la mayor parte de las veces muy diluidos) como pueden ser el cianhídrico, clorhídrico o nítrico, que creo que será mejor no utilizar si es que podemos hacerlo de manera más sencilla y menos peligrosa. 

Me dispongo a continuación a transcribir los que para mi gusto son los métodos más interesantes para obtener la pátina negra del cobre, el "el método de Groschuff" y el del "cobre antiguo". 
Porqué no, ya que estoy puesto, por si a alguien le interesa la pátina negra para la plata voy a escribiros que es lo que hay que hacer para dar color negro, y para obtener plata oxidada o plata vieja.


Método de Groschuff: 
=========================
"Se calienta una solución de sosa cáustica (Hidróxido sódico) al 5% hasta ebullición, y se agrega después un 1% de persulfato potásico. Por medio de la solución hirviente y con un continuo movimiento de vaivén intenso se cubren de una buena capa negra no sólo objetos de cobre, sino también de bronce común..." 

Este método es bastante barato, dado que el persulfato potásico cuesta unas 800 pts/Kg, y la sosa cáustica unas 250 pts/Kg.

Muy bien, ya lo he hecho. IMPRESIONANTE, SIMPLEMENTE IMPRESIONANTE. Os voy a contar el ensayo al completo y paso a paso para que podáis reproducirlo sin ningún miedo. Me refiero a esto porque aunque no utilicemos ácido nítrico ni ese tipo de productos químicos muy corrosivos, la sosa y el persulfato potásico (K2S2O8) son productos que causan quemaduras en contacto con la piel, pero con tener un mínimo de cuidado en su manipulación y limpiando bien con agua y detergente los objetos que utilicemos, no tiene porqué haber ningún problema. Repito, necesitamos tener unas MÍNIMAS PRECAUCIONES Y SENTIDO COMÚN. 

Una vez dicho esto, haremos lo siguiente: 

* Cogemos el típico cazo de acero inoxidable (18-10 ó 18-8, da lo mismo, el caso es que sea acero inoxidable. Mira en la base del cazo, suele poner stainless steel, si no, muy probablemente se nos quedará de color negro.) que no tenga las paredes demasiado altas para poder tener buen acceso a la superficie del agua. Le echamos dos vasos de agua en el interior. 

* Al agua le echamos una cucharada (de las pequeñas, para el café. No sopera ni de té...queremos una cuchara pequeña pero no demasiado pequeña) de sosa cáustica, que suele venir en forma de escamas. 

* Lo ponemos a hervir. 

* Una vez que hierva, le ponemos con la misma cuchara sólo la punta de persulfato potásico. Así como suena, sólo la punta de la cuchara. Los edificios, las obras civiles y los aviones se calculan con coeficientes de seguridad muy altos, y nosotros no vamos a ser menos.

* Según se echa ya podemos comenzar la operación de patinado. 

* Cogemos la moneda preferentemente con una pinza de autocierre para no tener que estar haciendo fuerza nosotros mismos continuamente. Importante que sea de acero inoxidable al igual que el cazo. Si no tenemos una pinza con autocierre servirá otra cualquiera, pero será más incómodo. 


Es interesante que la pinza tenga 15 centímetros o más, así preservaremos la mano lejos del agua. 

* Introducimos la moneda en la solución hirviente y le damos un movimiento de vaivén. No hace falta que sea vaivén intenso como dice el método...un simple movimiento oscilatorio servirá. 

* Al principio no se observa nada, pero al cabo de un minuto aproximadamente, la moneda se empieza a poner como el tizón. Una vez está totalmente negra, la sacamos y con la misma la metemos en agua con objeto de limpiarla de restos de solución y poder manejarla con la mano sin ningún miedo. 

* Quitamos el cazo y echamos la solución por el fregadero (que le vendrá bien a las cañerías) 

* Limpiamos bien el cazo, cuchara y fregadero. 

Lo he probado con una moneda de cobre pasada por el baño electrolítico (mirar en Tutoriales) que estaba como los chorros del oro...ahora está como el azabache. Me mola. También lo he probado en otra que tenía dos o tres rozaduras. Las rozaduras han quedado cubiertas de pátina totalmente. 

Por si acaso pudiera no gustaros como queda (no se me ocurre porqué, pero bueno...), probadlo primero con una moneda a la que no le tengáis mucha estima. 


Método del cobre antiguo: 
==========================

"Por litro de agua se toman de 15 a 20 gramos de hígado de azufre disuelto en amoniaco. El hígado de azufre (polisulfuro potásico, 1215 pts/Kg.) ha de ser fresco y puro (consérvese en recipientes bien cerrados). La solución se calienta hasta unos 80ºC, aplicándose así por inmersión, vertiéndola sobre el objeto o por medio de un acepillado. Después de uno o dos minutos se desarrolla un tono pardo, y a los cuatro o cinco minutos un tono azul negro. Enjuagado y seco el objeto, puede frotarse ligeramente y los sitios repujados se rascan con piedra pómez en polvo ( 200 pts/Kg.). Así se obtiene el denominado cobre antiguo." 

Tanto el polisulfuro potásico como la piedra pómez en polvo también se pueden comprar en "Manuel Riesgo S.A.". Se puede dotar al cobre de pátinas de otros colores como he comentado anteriormente. He aquí la trascripción de un método interesante extraído del "Journal des Applications Electriques": 

"Pueden comunicarse once colores distintos al cobre bien limpio, y ocho a los objetos niquelados por medio del baño siguiente: acetato de plomo 20 gramos (1390 pts/Kg), hiposulfito sódico 40 gramos (175 pts/Kg.), agua 1 litro. Una vez disueltas las sales, se calienta la solución hasta que hierva, y después se sumerge el objeto. Al principio resulta un color gris, que a medida que se prolonga el baño pasa a violeta y sucesivamente a marrón, rojo, etcétera, hasta llegar a azul, que es el último. 


Como las sustancias que intervienen en la composición son de poco coste, resulta una fórmula baratísima; se aplica de un modo especial en la fabricación de botones."

Pátina negra para la plata:

"Basta frotar bien el objeto con una solución de nitrato de plata." 

Obtención de plata oxidada o plata vieja:

* "Se disuelve un poco de sulfuro potásico en agua caliente a 70-80ºC. Al introducir los objetos de plata en esta solución, se forma en la superficie una capa iridiscente de sulfuro de plata, que a los pocos segundos de estar en el baño se vuelve negroazulada. Se seca entonces, se lava, se cepilla y se bruñe." 


Método del cobre antiguo: 
==========================

"Por litro de agua se toman de 15 a 20 gramos de hígado de azufre disuelto en amoniaco. El hígado de azufre (polisulfuro potásico, 1215 pts/Kg.) ha de ser fresco y puro (consérvese en recipientes bien cerrados). La solución se calienta hasta unos 80ºC, aplicándose así por inmersión, vertiéndola sobre el objeto o por medio de un acepillado. Después de uno o dos minutos se desarrolla un tono pardo, y a los cuatro o cinco minutos un tono azul negro. Enjuagado y seco el objeto, puede frotarse ligeramente y los sitios repujados se rascan con piedra pómez en polvo ( 200 pts/Kg.). Así se obtiene el denominado cobre antiguo." 

Tanto el polisulfuro potásico como la piedra pómez en polvo también se pueden comprar en "Manuel Riesgo S.A.". Se puede dotar al cobre de pátinas de otros colores como he comentado anteriormente. He aquí la trascripción de un método interesante extraído del "Journal des Applications Electriques": 

"Pueden comunicarse once colores distintos al cobre bien limpio, y ocho a los objetos niquelados por medio del baño siguiente: acetato de plomo 20 gramos (1390 pts/Kg), hiposulfito sódico 40 gramos (175 pts/Kg.), agua 1 litro. Una vez disueltas las sales, se calienta la solución hasta que hierva, y después se sumerge el objeto. Al principio resulta un color gris, que a medida que se prolonga el baño pasa a violeta y sucesivamente a marrón, rojo, etcétera, hasta llegar a azul, que es el último. 


Como las sustancias que intervienen en la composición son de poco coste, resulta una fórmula baratísima; se aplica de un modo especial en la fabricación de botones."

Pátina negra para la plata:

"Basta frotar bien el objeto con una solución de nitrato de plata." 

Obtención de plata oxidada o plata vieja:

* " Se disuelve un poco de sulfuro potásico en agua caliente a 70-80ºC. Al introducir los objetos de plata en esta solución, se forma en la superficie una capa iridiscente de sulfuro de plata, que a los pocos segundos de estar en el baño se vuelve negroazulada. Se seca entonces, se lava, se cepilla y se bruñe." 

*Para conseguir la plata oxidada de color castaño no hay más que lavar el objeto de plata con una solución de sal de amoniaco.

* " Un tinte muy hermoso se obtiene con una solución compuesta de partes iguales de sulfato de cobre y cloruro amónico en vinagre."

 

Restauración de la patina en monedas 


 

 

 

Limpieza de monedas antiguas

 

 

Tip enviado por: Grushenka
Tijuana, México

 

 

Limpieza de monedas antiguas (excepto monedas de oro).

MATERIALES: 
Bicarbonato de sodio
limón

PROCEDIMIENTO: 
Preparar una mezcla espesa de bicarbonato de sodio y limón, esto dependerá de la cantidad de monedas antiguas que deseen limpiar. 

Colocar las monedas antiguas en el interior de la mezcla de bicarbonato de sodio y limón y dejarlas por un periodo de 30 minutos aproximadamente.

Posteriormente, limpiar cada una de las monedas antiguas con un cepillo dental para obtener una limpieza optima. Si se requiere se puede repetir este procedimiento varias veces y/o agregarse mas limón para que su ácido formado actué en las monedas u objetos con mayor eficiencia. 

Terminado este proceso de limpieza, enjuagar las monedas antiguas con agua corriente y secar perfectamente para evitar corrosión.

Este procedimiento lo he utilizado en monedas antiguas de plata, níkel y bronce no se recomienda utilizarlo en monedas de oro, ni en piedras preciosas. 

 

Limpieza de monedas


 

 

 

Limpieza de monedas

 

 

Tip enviado por: Lupita
DF, México

 


Limpieza de monedas.

Si las monedas tienen valor como piezas de colección, el limpiarlas de manera no adecuada, en vez de ayudar, podría reducir su valor. No obstante, si tienes unas monedas antiguas que más valor que el valor nominal y quieres mejorarlas, puedes limpiarlas sin dañar demasiado su superficie. 

Pasos
Asegúrate que la moneda no es valiosa. Puedes buscar la moneda en una guía de precios para monedas. Hay que saber la fecha y el sello de la casa de la moneda. Si no puedes ver la fecha porque la moneda está muy sucia, usa una lupa. Si no puedes verificar que la moneda es valiosa, consulta con un vendedor de monedas antes de proceder a limpiarla. 

Lava la moneda bajo una corriente de agua tibia. Sostén la moneda por los bordes. Tocar la superficie puede causar pequeñas rayas. Para proteger la pieza durante este proceso, no la frotes, solo deja caer agua a alta presión sobre ella. 

Remoja la moneda. Si hay suciedad u óxido antiestético que no se separan de tu moneda después de un buen enjuague, remoja la moneda unas horas o unos días. Con monedas de oro, usa agua caliente con jabón. Para monedas de bronce, usa agua destilada para evitar los minerales en el agua de grifo o aceite de oliva. Usar aceite de oliva es una suave y buena manera de limpiar las monedas, pero hay que remojar las monedas durante unas semanas. Para las monedas chapadas en plata, cobre y el níquel, remójalas en agua destilada o vinagre blanco. Se puede remojar monedas de plata en jugo de limones por 5 minutos. 

Enjuaga la moneda otra vez. Después de remojarla, enjuaga la moneda completamente bajo agua corriente y tibia. Si la moneda está suficientemente limpia, prosigue a secarla (ver más abajo). 
Cepilla la moneda ligeramente. Si queda suciedad, restriégala ligeramente con un cepillo de dientes suave con algún lavavajillas. Humedece el cepillo bajo agua tibia para suavizar las cerdas y enjuaga el cepillo y la moneda frecuentemente para evitar rayar la moneda con la suciedad suelta. No hagas presión y cepilla solamente el área sucia. 

Seca la moneda. Dale palmaditas a la moneda con un paño suave y seco, sin pelusa y déjala secar completamente en un paño seco. No la frotes. 

Limpia la suciedad incrustada. Después de remojar y enjuagar es posible que quede suciedad en algunas monedas muy antiguas. Usa un utensilio pequeño y puntiagudo cómo una mondadientes (palillo) o destornillador pequeño. Procura tener mucho cuidado al retirar la suciedad y evita rayar la superficie de la moneda. Un microscopio o una lupa pueden ser de mucha ayuda en este paso. 


Consejos para limpiar monedas:
Puedes comprar un limpia metales de los vendedores de monedas. La moneda quedará reluciente pero no se aconseja para monedas con valor coleccionable. El limpia metales dejará un brillo no natural a tu moneda, ten en cuenta esto al usarlo. 

No uses un abrasivo para limpiar monedas. Usa solamente paños suaves. No uses ningún producto abrasivo del hogar o dañarás permanentemente tu moneda. 

Los coleccionistas y los vendedores de monedas limpian las monedas muy raras veces. Cuando lo hacen, usan químicos especiales para limpiar monedas o usan tanques de ultrasonido. Puedes obtener estos productos en el mismo lugar en el cual adquiriste tu moneda, pero ten cuidado. Cualquiera de estos productos puede dañar tu moneda si es mal utilizado. 

Aprende apreciar la pátina de una moneda. La pátina es la fina capa de óxido que se forma después de muchos años sobre la moneda. Los coleccionistas valoran las monedas con pátinas atractivas y la pátina sirve para proteger la superficie de la moneda. Es por esto que es mejor no retirar la pátina en la mayor parte de los casos. 

Si la moneda no tiene mucho valor, usa una goma de borrar de vinilo, sin abrasivo. 


Puedes intentar el truco de sumergir tu moneda durante una hora en Pepsi o Coca-cola. 


Advertencias
Evita limpiar una moneda si es posible porque limpiar una moneda puede rebajar el precio de la misma. Limpia la moneda solamente si algo la ha dañado, como sudor, comida o las huellas de los dedos. 

Nada rebaja el precio de una moneda más rápidamente que limpiarla. Una pátina atractiva puede mejorar el valor de la moneda. Limpiar la moneda puede dañar este color único que se ha desarrollado en muchos años. 

No usa productos de limpieza de tu casa con las monedas. En el mejor de los casos, no son más eficaces que otros métodos. En el peor, pueden arruinar la moneda completamente.  

 

Limpieza de monedas

 

Biblioteca de Joyeria