Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Técnicas de metalurgia prehispánica - 1/6
... estas en: Biblioteca Índice > Arqueología

 

 

De la manera de labrar de los plateros

 

por: Fray Bernardino de Sahagún

Fuente: Sahagún, Fr. Bernardino de. Historia general de las cosas de la Nueva España. tomo 3, pp. 67 -72, Editorial Porrúa, México, 1981

 

 

Historia General de las Cosas de la Nueva España. Escrita por: Fray Bernardino de Sahagún y fundada en la documentación en lengua mexicana recogida por los mismos naturales.

La dispuso para la prensa en esta nueva edición, con numeración, anotaciones y apéndices Ángel Maria Garibay Kintana

Tomo III en que se contienen los libros IX, X y XI
Cuarta Edición.
Editorial Porrúa, S.A.
México, 1981

Libro Nono
De los Mercaderes de oro, piedras preciosas y plumas ricas.

Capitulo XVI - De la manera de labrar de los plateros. (pp. 58)

1.- La sentencia de este capítulo no importa mucho ni para la fe, ni para las virtudes, porque es práctica meramente geométrica. Si alguno desea saber vocablos, o maneras de decir exquisitas, podrá preguntar a los oficiales que tratan en este oficio, que en toda parte los hay.

Nota: 
A continuación se describen los textos suprimidos por Sahagún y que fueron traducidos de la documentación en lengua náhuatl acerca de: Orfebres de piedras preciosas. Ángel Maria Garibay Kintana


Adiciones al Libro Nono

Capitulo XV - De la manera de labrar los plateros. (pp 67 - 72)

1.- Aquí se declara en qué manera hacían algo los fundidores de metales preciosos.

2.- Con carbón, con cera diseñaban, dibujaban algo: con que fundían metal precioso, sea amarillo, sea blanco.

3.- Con esto daban principio a su arte. Primeramente el que presidía les repartía carbón. Primero lo muelen bien, lo hacen polvo, se lo reducen a menudo polvo.

4.- Y ya que lo han molido, luego lo juntan, lo mezclan con un poco de lodo de ollero, el que es pegajoso, con el que hacen ollas. Con esto desaparece, desbasta, hace pegajoso al carbón, con esto se endurece, se adelgaza.

5.- Y cuando lo han acabado, de igual manera hacen laminillas, las tienden al sol, y otras laminillas hacen de semejante manera que ponen al sol.

6.- En dos días se secan, se resecan, se enjutan, se endurecen. Cuando se ha secado bien, cuando se ha endurecido, luego se graba, se moldea el carbón con una navajilla de metal.

7.- Si se comienza la figura de un ser vivo, de un animal, se graba, no más se sigue la semejanza, se imita lo vivo, para que en ello salga lo que se quiere hacer.

8.- Supóngase que es un huasteco, un vecino: tiene su nariguera, su perforación de la nariz, su flecha en la cara, su cuerpo pintado con navajillas de obsidiana (tatuado): enteramente así se dispone el carbón al irse raspando, al irlo labrando cuidadosamente.

9.- Se toma de cualquier cosa que se trata de ejecutar: como es su natural y su apariencia se dispondrá.

10.- Sea (verbigracia) una tortuga: exactamente así se dispone el carbón: su caparazón con que se irá moviendo, su cabeza que sale de dentro de él, que se mueve, su pescuezo y sus manos, como que las está extendiendo.

11.- O sea un pájaro el que va a salir del oro: enteramente así se tallará, así se raspará el carbón: de modo que adquiera sus plumas, sus alas, su cola, sus patas.

12.- O sea un pescado que se va a hacer: enteramente así se raspa el carbón: adquiere sus escamas, sus aletas, así se acaban, y así está parada su cola bifurcada.

13.- O bien, se ha de hacer una langosta acuática, o una lagartija; se le ponen sus manos, sus patas (en esta forma) se labra el carbón. Cualquier cosa que se ensaye hacer, un animalillo o un collar de oro que se ha de producir, con cuentas como semillas, con campanitas al borde, cosa de artificio, engalanada de flores.

14.- Cuando se acaba de grabar el carbón, cuando se ha esculpido, luego se hierve la cera, mezclase con incienso blanco de la tierra (copal), con el cual se endurece bien. Enseguida se purifica, se tamiza, para que con esto caiga su suciedad, su tierra, su lodo de la cera.

15.- Y cuando ya está lista la cera, luego en una laja se adelgaza, se hace lámina con un rodillo de madera. Esa piedra laja es muy lisa, sumamente lisa, en la cual se adelgaza y lamina (la cera).

16.- Y cuando se ha adelgazado bien, como una telaraña, que ya no tiene grumos ni bolillas en parte alguna, luego se pone en el carbón, se extiende sobre la superficie; pero no se pone sin gran cuidado, sino con tiento, poco a poquito se va cortando, se va despedazando, de modo que entre en los huecos; se pone en las estrías, en las cavidades y entradas, se embute donde se ha labrado el carbón; con un palito se va pegando.

17.- Y cuando se ha acabado de poner por todas partes la cera, luego se tiende polvo de carbón en agua sobre la superficie de la cera. Se muele bien, se pulveriza el carbón; un poco grueso se tiende en la superficie de la cera.

18.- Y una vez que se ha hecho esto, otra vez se le pone una capa con que se reviste por completo y se cubre enteramente, con lo cual ya es el momento de dejar la obra con que se ha de fundir el oro.

19.- Esta capa es puramente carbón, mezclada con barro pegajoso, no muy molido, sino basto.

20.- Cuando se ha cubierto y revestido lo que se moldea, por dos días aún se seca, y luego se le pone el tubo para el oro, también hecho de cera; ése es el tubo que se le hace al oro.

21.- Por allí ha de entrar cuando es derretido y otra vez con él se conecta. Se dispone el crisol, también es de carbón, de hechura ahuecada. 

22.- Luego así se toma el carbón; allí es cuando se funde y liquida el oro, con lo cual luego entra el tubo de comunicación, con esto se entuba por allí y corre. Se pone en el suelo.

23.- Cuando se ha fundido el artefacto, el collar que se intentó, o cualquiera de las cosas mencionadas, se pule con un pedrusco, y cuando ya se ha pulido, es cuando se le da un baño de alumbre.

24.- Se remuele el alumbre: con él se baña, se restriega el oro que se fundió.

25.- Otra vez entra al fuego, con el cual se calienta, y cuando ha sido sacado, una vez más se baña, se restriega con el que se llama "remedio del oro". Esto es solamente como una tierra amarilla: se mezcla con un poco de sal, y con ésta se perfecciona, se pone muy amarillo el oro.

26.- Y luego se desnuda, se frota, con lo cual se hermosea mucho, y viene a brillar mucho, a resplandecer, a echar fulgores de sí.

27.- Dicen que antaño solamente andaba el oro y de él disfrutaban. Lo fundíanlos aurífices y hacían collares de él.

28.- Por su parte los batihojas lo laminaban y adelgazaban: se empleaba para las insignias militares. No había aún plata: rara vez se hallaba; aquí o allá se dejaba ver, con lo cual era muy apreciada.

29.- Pero ahora todo es plata. Quieren el oro y es muy tenido en precio.

30.- Los plateros, lo mismo los de fundición que los batihojas, ahora al hacer algo de plata, requieren un metal rojo, aunque solamente para que sirva de base a la plata, para colocar plata en el; con ello chapean y emplastan.

31.- Que si sola la plata se funde y se usa, no más se hace pedazos el artefacto al lavarlo, no es consistente en todas sus partes, ni se compagina en donde están colocadas las aplicaciones.

32.- Antaño los batihojas solamente se dedicaban a batir el metal fino; lo hacían maleable, lo adelgazaban muy bien y lo pintaban con rayas negras.

33.- En primer lugar, les escribían (el objeto) los trabajadores de pluma, luego ellos lo dibujaban con un pedernal; iban siguiendo el contorno de la línea negra, de modo que quedara escrito y dibujado con el pedernal; le hacen realces, le van haciendo lentamente los realces, para que quede tal como es el modelo.

34.- Ahora, en donde quiera que se necesita su obra, ya sea de pintura de plumas, ya sea de artefacto de plumas, se requiere que se les asocien y se les enseñe a los aurífices los artistas de la pluma. De esta manera labran todo lo que quieren unidos a los de arte plumaria.

35.- Ahora, al hacer alguna cosa los aurífices, necesitan de arena, arena fina. Después que la han conseguido, la muelen, la remuelen, y también la mezclan con pegamento.

36.- Luego la extienden en la misma forma que extienden el lodo, para que en ella salga, en ella se imprima cualquier cosa que han de hacer.

37.- En dos días se seca; cuando se ha secado bien, con un fragmento de tiesto se raya, se raspa, se restriega; con ello queda lisa la superficie. Enseguida se traza el grabado con un punzón de metal, como en otro lugar está declarado.

38.- Como en dos o tres días queda acabado, compuesto y perfeccionado el artefacto. Cuando se ha terminado, se le pone encima polvo de carbón en agua, y con pegamento se fija el carbón en la superficie.

39.- Tras eso, luego se hierve la cera, se le mezcla incienso blanco de la tierra (e.d. copal), como se declaró.

40.- Cuando se ha enfriado y está clarificada, luego se adelgaza en una laja con un rodillo de palo, que se hace rodar sobre ella. Enseguida se le aplica encima una capa de lodo, con la cual se moldeará el oro (al fundirse), en figura de cualquier objeto que se ha de hacerse, sea un jarro, o un sahumerio, que llaman "perfumador".

41.- Al pintar y disponer una buena pintura principalmente es muy apta la cera; esto principalmente lo hace el pintor artístico, con esto se hace obra de arte, pues principalmente primero en alguna parte se hace el molde de cera.

42.- Cuando se ha preparado todo, en ella se aprieta el molde, pues en él se halla la impresión de cualquier artificio vgr. un ala, una cola de pájaro, o una flor, o una rama de planta, o cualquier cosa de hermoso aspecto.

43.- Se va apretando, se va pegando con un palito que llaman "punzón de palo".

44.- Como en dos días se ajusta, se compone. Cuando se ha ajustado, por todas partes se le pega cera, para extender luego en la superficie polvo de carbón con agua.

45.- Cuando se ha secado, es precisamente cuando se le ponen las tapas, de puro carbón basto, con lo cual se reviste totalmente el molde. Como en dos días se seca.

46.- Luego se le pone en la cera el llamado tubo de contacto, es cilíndrico, primeramente se redondea: éste es el conducto por donde ha de entrar el oro. 

47.- Puesto el tubo, luego se van poniendo los crisoles en que se ha de derretir el oro.

48.- Cuando todo se ha dejado listo, como va dicho, luego se pone en el fuego, se calienta totalmente: allí sale, arde la cera que se halla dentro, la que se había puesto.

49.- Cuando ya se fue la cera, cuando ardió, luego se enfría: es entonces cuando se coloca sobre la arena burda.

50.- Es cuando, por fin, se funde, entra al crisol, se pone en el carbón, y el oro que allí entra por otro lado en un cucharón se derrite. Allí acaba todo esto, con esto queda hecha la obra.

51.- Cuando ha nacido, se ha fundido y ha sido hecho el artefacto, luego va a un baño de alumbre, en un cazo de cobre, en el cual hierve a borbollones.

52.- Y si en alguna parte está rota la obra, o se dañó, en el momento de remediarla. Se pega con soldadura y luego se raspa con una azuelilla y con ella se pule.

53.- Otra vez se mete a donde está el alumbre, se le aplica alumbre, y después se limpia, se pulimenta, queda bien limpia.


Nota:
El dictado hechos por los principales indígenas datan de 1548 a 1561; la obra española de Sahagún de 1582, no contiene este texto que fue traducido del Náhuatl por el padre Ángel María Garibay para la edición de 1956 por Editorial Porrúa (tomo 3, págs. 67-72).

(el texto de esta Nota fue tomado de: http://www.lablaa.org/

blaavirtual/publicacionesbanrep/bolmuseo/1997/jldi43/jldi06a.htm)
.

 

 

Ilustración del Códice Florentino

 

 

Ilustración del Códice Florentino

 

 

Ilustración del Códice Florentino

 

 

Ilustración del Códice Florentino

 

Técnicas de metalurgia prehispánica

 


 

 

Orfebrería Prehispánica

 


Fuente: Alfonso Caso - El tesoro de Monte Albán-, Memorias del Instituto Nacional de Antropología e Historia, 1969

 

 

Los procedimientos técnicos que empleaban los artistas indígenas están descritos in extenso en el capítulo de la obra en náhuatl del padre Sahagún, que fue traducido por Seler al francés, por Garibay al español y por Anderson y Dibble al ingles. A continuación se publica tomándola de las versiones de dichos autores y co las correcciones de Easby.

Capitulo primero - Se dice aquí la manera de trabajar los orfebres fabrican un molde de carbón y cera y le aplican dibujos y funden de este modo el oro y la plata.

Comienzan su trabajo de la manera siguiente: primero el maestro les da el carbón que muelen muy finamente. 

Y cuando lo han molido le mezclan un poco de arcilla, la tierra pegajosa de que se hacen las ollas; mezclan el carbón con la arcilla y lo revuelven y machacan hasta que estas dos substancias formen una masa sólida y compacta.

Y cuando han preparado la masa, hacen con ella discos delgados como tortillas que exponen al sol y de la misma manera hacen otros discos, únicamente de arcilla y los exponen al sol.

Durante dos días se secan, se enjutan de suerte que se vuelven muy duros.

Cuando el carbón está bien seco y duro lo tallan y lo esculpen por medio de un punzoncito de cobre. 

Lo que se talla como por ejemplo un animal debe parecerse al original y debe imitar tener vida, porque cualquiera que sea el objeto que se quiera fabricar, la copia que de el resulte debe parecerse al original e imitarlo vivo.

Por ejemplo, si se quiere imitar a un huasteca, un toveyo (nuestro vecino) con la nariz perforada, el agujero en el tabique de la nariz con una flecha que atraviesa el rostro y con el cuerpo tatuado, ornado de figuras de serpientes con puntas de obsidiana, se hace la pasta de carbón de esta manera, se talla y se cubre con los dibujos indicados.

Se tiene mucho cuidado de fijarse en lo que se quiere imitar y de como su ser y su aspecto deben ser representados.

Por ejemplo: si se quiere imitar una tortuga, se trabaja el carbón de esa forma. Se hace un caparacho dentro del cual pueda moverse y de la que sale su cabeza y su cuello y sus cuatro patas extendidas se mueven.

O si se quiere producir la figura de un pájaro en oro, se talla el carbón y se esculpe de esa manera, con sus plumas, sus alas, su cola y sus patas.

O si se desea hacer un pesado, se esculpe el carbón en la forma de un pescado cubierto de escamas, sus aletas y su cola bifurcada.

O que se trate de un camarón o una lagartija se modelan sus patas.

Cualquiera que sea el animal que se quiera imitar, se esculpe el carbón de esta manera.

O si se quiere fabricar un collar de oro orlado de cascabeles con relieves y dibujos de flores.

Una vez que el carbón está preparado de esta manera, que está provisto de dibujos y que se ha esculpido, se funde la cera y se mezcla con copal blanco para que endurezca bien.

Después se clarifica por filtración, con el fin de que se asienten bien la suciedad, las impurezas de la cera.

Cuando la cera está preparada, se adelgaza sobre una laja por medio de un rodillo de madera.

Se adelgaza la lámina sobre piedra plana muy lisa.

Cuando la cera está bien delgada como una telaraña y cuando no está más gruesa en ningún lugar, se aplica sobre el carbón (esculpido) y se envuelve el carbón con la cera. 

Con mucho cuidado se coloca la cera sobre el carbón y se ponen y quitan pequeños pedazos de cera.

De esta manera un poco de cera cubre las salientes y los huecos donde quiera que el carbón se ha esculpido.

Por medio de un palillo se aplica la cera para que se adhiera al núcleo.

Y cuando todo se ha hecho así, y que la cera se ha colocado por todas partes sobre el carbón, se vierte carbón pulverizado mezclado con agua, sobre la superficie de la cera.

Se muele bien el polvo de carbón (se mezcla con agua) y se extiende una capa bastante gruesa sobre la superficie de la cera.

Cuando todo se ha preparado así, se pone otra cubierta (la cascarilla) que envuelve todo el molde y lo encierra completamente, para poder introducir el oro fundido.

Esta cascarilla se hace también de carbón mezclado con arcilla, pero el carbón no debe molerse finamente sino que se le machaca en forma tosca.

Cuando el molde está cerrado y envuelto por la cascarilla se le deja secar durante dos días más.

Después se le pone el anillotl o canal que está hecho también de cera (envuelto en una cascarilla).

Este sirve de canal por el que entra el oro fundido. 

Y después se coloca sobre el suelo el crisol que se hace también de carbón (y de barro) y que está hueco.

También se colocan allí (el molde con su cascarilla) los dos hechos de carbón.

Es ahí donde se funde el oro para entrar después por el canal y ser conducido por él y colarse hacia abajo y verterse.

Y cuando se ha sido fundido y vertido en el molde y que se fabrica por ejemplo un collar o uno de los diversos objetos antes mencionados, se le da pulimento por medio de una piedra (texalli).

Y cuando está pulido se le da un baño de alumbre.

Se muele el alumbre con el que se baña y se frota el oro.

Por segunda vez, se le pone al fuego y se caliente dentro.

Y cuando sale del fuego se le baña por segunda vez y frota con lo que se llama "la medicina del oro" que se compone de tierra amarilla mezclada con un poco de sal, con lo cual el oro se vuelve perfecto y muy amarillo.

Y después se pule y se hace hermosa la joya de modo que se vuelve muy brillante, luciente y radiante.

Se cuanta que antes no había más que oro, que se empleaba solamente el oro y que los orfebres lo vertían en moldes y formaban con él collares y que los batidores lo martillaban, lo laminaban y hacían toda clase de divisas militares cuando se las pedían.

La plata no se usaba, aunque existía, aparecía ocasionalmente y era muy apreciada.

Pero ahora, por otra parte, todo es de plata; ellos quieren oro que es muy valioso.

Ahora los orfebres, y batidores emplean también el cobre, aunque solamente poco; una cantidad medida.

Lo mezclan con la plata para darle poder de ligar y hacer que se adhiera.

Porque si se usa plata sin liga, la obra se rompe.

Y donde el objeto fue soldado, no se une bien ni se junta.

 

 

Siguiente >>>

 

 


Biblioteca de Joyeria