Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Los Zapotecos: ¿Antiguos Orfebres? - 1/2
... estas en: Biblioteca Índice > Arqueología

 

 

Los Zapotecos de la sierra de Juarez: ¿Antiguos Orfebres?



Los Zapotecos de la sierra de Juarez: ¿Antiguos Orfebres?

Autora: Arqlga. Edith Ortiz Díaz
Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas. UNAM 
Num. 81, 2002, vol. XXIV, núm. 81, pp. 141-14, ils.
Fuente: http://www.analesiie.unam.mx/pdf/81_141-149.pdf

 

Introducción

El conocimiento que tenemos de la vida de los antiguos zapotecos proviene "en su mayoría" de los hallazgos y estudios que se han hecho en los distintos sitios del valle central de Oaxaca. Sin embargo, el valle central no es la única región en la que se estableció este grupo, pues desde fines del Preclásico Tardío y comienzos del Clásico, los zapotecos del valle buscaron penetrar en otras regiones, principalmente hacia aquellas zonas en las que podían encontrarse bienes tan preciados como las plumas de aves o las pieles de jaguar.(1) De este modo, una vez consolidado el asentamiento de Monte Albán, los zapotecos buscaron controlar el paso de la Cañada de Cuicatlán que conducía a Tehuacán y a la planicie costera del Golfo de México. Al tiempo que esto ocurría, también incursionaron por otras rutas para alcanzar las tierras bajas del golfo, por lo que avanzaron hacia la Sierra de Juárez. La entrada de los zapotecos a la sierra fue exitosa y lograron asentarse en algunas de las cuencas y de los pasos que conducían hacia las ricas tierras del golfo.

 

 

 

Mapa 1. Localización de San Francisco Caxonos.



Como es de pensarse, la llegada de los zapotecos a la sierra trajo consigo el establecimiento de los patrones de organización religiosa, social y política propios de este grupo, así como también la lengua.(2) Sin embargo, a pesar de que sabemos que existió esta entrada zapoteca a la sierra, ignoramos mucho de cómo fue el desarrollo y crecimiento de los sitios serranos, así como cuáles fueron los recursos que los zapotecos explotaron en este entorno. La riqueza que puede hallarse en el ambiente serrano va más allá de los bienes que proporciona el bosque o el aprovechamiento de los cultivos de distinta altitud tan propios de este tipo de ambientes, ya que por la formación geológica de la Sierra de Juárez se encuentran vetas de distintos materiales minerales, así como también placeres auríferos. (3) Precisamente la presencia de oro motivó a los conquistadores españoles a explorar la sierra, pues se tenían noticias de que los zapotecos hallaban oro en los ríos.4 Entre el primer contacto que establecieron con los zapotecos hasta la consolidación de la primera villa en medio de la sierra, tuvieron que pasar más de cuatro años. Aunque en un principio se creía que las encomiendas en la sierra podían ser muy ricas por la presencia de oro en los ríos de todos los zapotecos, esto no fue verdad, ya que los ríos no proporcionaban sino pequeñas cantidades del preciado metal. Sin embargo, en un principio, entre los tributos que se exigían a algunos de los pueblos serranos estaba el oro. (5)

Como puede observarse, el conocimiento y el uso del oro entre los pueblos zapotecos serranos era común, por lo que en esta breve nota nos proponemos comentar algunos detalles sobre el trabajo metalúrgico entre los zapotecos serranos de fines del periodo prehispánico y principio del periodo colonial, a través de un pequeño pectoral de oro hallado en la excavación del sitio llamado La Mesa, en el pueblo de San Francisco Caxonos.


El sitio de La Mesa en San Francisco Caxonos

El pueblo de San Francisco Caxonos se localiza aproximadamente a 90 km al noreste de la ciudad de Oaxaca y en sus terrenos está el cerro llamado La Mesa. La cima de esta eminencia se niveló casi en su totalidad para dar paso a un terraplén artificial, sobre el que desplanta un pequeño conjunto arquitectónico formado por dos montículos. A partir del tarraplén se creó un sistema de terrazas que llegan a cubrir cerca de la tercera parte de La Mesa. En las terrazas más cercanas al conjunto arquitectónico se han encontrado varias tumbas, denominadas de "cajón", así como otras evidencias de la ocupación zapoteca prehispánica. Sin embargo, este sitio, al igual que otros asentamientos importantes de los zapotecos serranos no han sido estudiados de manera sistemática, por lo que, en diciembre de 1998, (6) se realizaron los primeros pozos de sondeo estratigráfico en distintas terrazas del sitio de La Mesa para encontrar evidencias acerca de la secuencia de ocupación de este asentamiento. Con base en este objetivo se decidió hacer la excavación de tres pozos de sondeo estratigráficos. Los pozos de sondeo nos permitieron establecer dos etapas constructivas en el sitio, pero, además de esta información, el tercer pozo de sondeo nos proporcionó abundantes datos acerca de sus últimos momentos de ocupación, ya que se descubrió un conjunto de cistas y cajas de piedra, con siete adultos y dos infantes. Los entierros infantiles estaban en posición fetal, cada uno en una caja de piedra que al parecer formaba parte de las ofrendas de la cista principal del conjunto: la cista número 2. (7). Dicha cista contenía a un individuo adulto de alrededor de 50 años, completo, en posición sedente, que tenía un pectoral de oro, fragmentos de un mosaico de turquesa, varias cuentas de piedra verde y al menos 12 piezas dentarias trabajadas para ser engarzadas, posiblemente, al pectoral (figura 1).

Ante el hallazgo de esta pieza en su contexto, se consideró oportuno hacer distintos estudios para determinar las aleaciones del pectoral, así como la técnica de fabricación de este objeto, pues, como se mencionó anteriormente, de acuerdo con determinadas fuentes del siglo xvi, el área de los zapotecos serranos se consideraba una zona de extracción de oro de río. 

 

 

1. Pectoral de San Francisco Caxonos, vista anterior.
Foto: Edith Ortiz Díaz.

 

 

Los Zapotecos de la sierra de Juarez: ¿Antiguos Orfebres?

 

 

Siguiente >>>

 

 


Biblioteca de Joyeria