Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Elaboración de moldes
... estas en: Biblioteca Índice > Fundición

 

 

Elaboración de moldes

Elaboración de moldes

 

 

Elaboración de moldes

 

 

Tip enviado por: Mario Gandara
Barcelona, España

 

 

Medallas y monedas

Cuños. Para moldes de monedas, medallas, etc., y en general de cualquier  objeto a cuñado, se prepara una mezcla de partes iguales de azufre  derretido y tierra de infusorios, con un poco de grafito. Se liquida esta  mezcla al calor, y se aplica al objeto con una cuchara o espátula; al  enfriarse resulta un molde con todo detalle. El grafito sirve para evitar  que la impresión pierda finura o detalles.

 

 

Reducción de moldes de Yeso

 

Es sabido que los objetos de yeso pueden reducirse de tamaño tratándolos con agua o alcohol, y si se hace bien la operación no solo no  pierden detalle alguno, sino que a veces ganan finura y delicadeza. Si se  quiere reducir una placa grabada, medallones, monedas, etc., se hace una  reproducción de la misma el yeso, que después de tratado con agua o alcohol  se llena con algún metal muy fusible. De este modelo, bastante mas pequeño  que el original, se hace otra reproducción en yeso, que se vuelve a reducir,  continuando así hasta conseguir el tamaño deseado.


Elaboración de Moldes

Moldes de cera

Composición. Se derrite cera virgen y se añaden un poco de  albayalde o de grafito (60 gr por kilogramo de cera); esta mezcla debe  derretirse dos o tres veces antes de usarla por primera vez.

 

También se emplean mezclas de cera y resina, pero si se usan muchas veces  acaban por descomponerse y volverse de estructura granular. Cuando se emplea  resina se derrite primero la mezcla y después se hierve hasta que cese la  efervescencia; después se echa sobre una plancha para que se enfríe.

Cera para moldes de dentistas. Estearina 25 partes, copal semi blanda 25  partes, talco 50 partes, carmin 0.5 partes escénica de geranio rosa 7 gotas  por cada 100 gramos.


Se derrite la goma copal en baño de arena, y cuando empieza a emplearse se  añade la estearina agitando continuamente; a esta mezcla derretida se añaden  los demás ingredientes previamente bien mezclados y se agita hasta obtener  una masa homogénea. Puede aumentarse la cohesión de la masa o disminuirse  variando la proporción de copal. El color se incorpora mucho mejor  disolviendo primero el carmín en un poco de solución de potasa.

 

 

Moldes de cola

Se tiene una noche entera en remojo, cola de buena calidad; a la mañana  siguiente se saca del agua y se calienta hasta que se derrita; se le añade  una cantidad igual de glicerina espesa, y se pone la vasija que contenga la  cola en baño María o de vapor hasta que se evapore toda el agua y el peso  de la masa sea igual al de la cola seca empleada sumado con el de la  glicerina añadida.


Para hacer el molde de un objeto, se echa la cola derretida sobre el objeto,  contenido en una caja de cartón o de plomo; se deja enfriar doce horas y se  separa del mismo. Si se trata de una estatuilla, se ata un hilo a la misma,  se modo que sus dos extremos salgan de la masa gelatinosa que se vierte  sobre aquella para poder hacer después dos cortes y sacar la estatua de  dentro de la cola. ("cola elástica")


Moldes de gelatina

Se tienen doce partes de gelatina en agua, hasta que se sature, y después se  caliente para reducirla a liquido; si el molde debe ser elástico, se añade 3  partes de melaza a la gelatina.


Agregando un poco de alumbre de cromo a la gelatina, no vuelve esta a ser  soluble en agua. Pintando el molde con una solución saturada de bicromato potasico, queda, después de seco y expuesto durante unos minutos al sol, con  su superficie dura e inalterable a la humedad.

 

 

Moldes de parafina

Para hacer reproducciones en yeso, se pinta el original con parafina fundida al baño María, dando varias manos hasta alcanzar un espesor de unos  3 mm; una vez bien seca la parafina se saca sin dificultad el original de su  interior, y se echa en este masilla de yeso, que se tira y vuelve a echar para eliminar toda burbuja, y finalmente se llena el molde con esta  masilla, y se espera a que se endurezca, se pone entonces el molde con el  yeso dentro, en una vasija con agua hirviendo, y una ves derretida la  parafina se lava el yeso con agua hirviendo y limpia. Una vez seco el yeso,  se puede pintar de color, dándole primero una mano de barniz de goma laca. Con parafina pueden hacerse moldes de partes del cuerpo que puedan resistir 
el calor de la parafina derretida (unos 65 ºC).


Moldes de yeso

La escayola, mezclada con igual cantidad de piedra pómez en polvo, constituye una buena masa para hacer moldes donde vaciar metales fisibles.

 

 

Reproducción de pequeños animales en metal

El moldeado de pequeños animales (lagartos, ranas, etc.) para la obtención  de reproducciones artísticas en metal, requiere procedimientos no siempre  fáciles. Uno de los mejores es el ideado en su mocedad por el celebre  fundidor Bessemer. Se prepara una mezcla de partes iguales de yeso, ladrillo  molido y polvos de mármol, se deslíe en agua, y se recubre con esta pasta el  animal que se trata de reproducir. Se calienta después progresivamente hasta  el rojo, con lo cual la materia orgánica queda destruida y se vierte en el  molde el metal fundido (por ejemplo, metal de tipos de imprenta). después de frío el molde, se mete en agua, y al apagarse la cal desintegra y pulveriza  la pasta, que se puede retirar sin ningún esfuerzo.

 


Vaciado de figuras huecas


De cera. El molde de yeso que ha servir para vaciar la figura, se unta manteca de cerdo, y dándole vueltas en todos sentidos se le va echando cera  derretida; después se suprime lo superfluo de la cera, y cuando se haya enfriado la que queda en el molde, se  repite la operación, una, dos o tantas veces como sea necesario, hasta que la figura haya adquirido el espesor que se quiera dar.

De metal. La figura de cera, hecha como se acaba de decir, servirá de molde  para la de metal, procediendo del siguiente modo: se prepara arena con sal  amoniaco disuelta en agua de goma, mezclándole tanta arcilla como arena para  darle cuerpo. Se deja una abertura así en la parte alta como en la baja de  la figura de cera y se coloca recta en una caja de hojalata o de cartón, la  que se llenara de arena fluida, procurando que cubra bien todos los huecos  del molde de cera. El agua saldrá por la abertura inferior, resultando como una costra de arena, la cual, por el calor, hará derretir la cera, que saldrá por donde salió el agua, quedando vacío el espacio que ocupaba la  cera; entonces se le vaciara el metal fundido, pero haciendo otra aventura  al lado de la que debe servir para el paso del metal, con objeto de que  sirva de respiradero y salida del aire.

Como en la figura que se ha vaciado se hallara la nuez de la arena que  ocupaba la cavidad interior de la figura de cera, será necesario sacarla  quebrantándola poco a poco con un hierrecito; las aventuras superiores e  inferiores se cerraran soldándoles una pieza, y al mismo tiempo se repararan  los desperfectos que se noten.

 

 

Modo de eliminar las burbujas de aire

Cuando se introduce un molde en una cierta solución (para obtener vaciados o  reproducciones) es muy frecuente verlo con muchas burbujas de aire adherida  a su superficie. Este inconveniente puede evitarse sumergiendo previamente  el objeto de que se trate en alcohol o quitando las burbujas con una brocha  o pincel suave, o haciendo llegar a la superficie del mismo una corriente  intensa del liquido que se trate, por medio de una pera de goma terminada en un tubo de vidrio curvado y de bastante longitud, pero con la condición de  que el liquido no tenga precipitado ni deposito sólido alguno.

 

Elaboración de moldes

 

Biblioteca de Joyeria