Biblioteca de Joyería / Ybarra

Libros de Joyeria / Biblioteca / Cursos / Joyería / Alquimia / Raul Ybarra / Contactanos

.

 

Refinación de oro - Calentamiento de amalgama - 1/2
... estas en: Biblioteca Índice > Recuperación

 

 

Refinación de oro - Calentamiento de amalgama

 

 

Autores: Félix Hruschka, Carlos Salinas

Fuente: www.servigema.com

 

 

El gas de mercurio, que sale al quemar la amalgama al aire libre, es altamente dañino para la salud y para el medio ambiente. 

La retorta es un aparato sencillo, que permite quemar la amalgama en forma segura. A continuación se describe el procedimiento correcto y comprobado de la quema de amalgama en una retorta.

Debido a modelos diferentes de retortas, algunos pasos pueden requerir pequeñas modificaciones según el caso. 


Descripción

Que cosas se necesita ?

Una retorta 
Un soplete para calentar la retorta 
Una pequeña funda de plástico transparente para captar el azogue recuperado 
Una liga de plástico para colocar la funda a la retorta 
Un pequeño recipiente de plástico para meter la funda 
Agua para llenar el refrigerador y el recipiente 
Como elegir el tamaño de la Retorta ?

Las retortas se producen de diferentes tamaños. Para una buena recuperación es sumamente importante el tamaño adecuado de la retorta.

En una retorta demasiado grande, al quemar una bola de amalgama muy pequeña, se queda gas de mercurio, que puede escaparse al abrir la retorta

Se recomienda las siguientes medidas:

5 cm diámetro: para hasta 250 gramos de amalgama 
8 cm diámetro: para hasta 750 gramos de amalgama 
10 cm diámetro: para hasta 2 kilogramos de amalgama 
En caso de duda sobre el modelo correcto, siempre es aconsejable comprar la retorta más pequeña. Es mejor quemar dos veces, que perder azogue!

Como probar la calidad de una Retorta:

El tubo para enfriar el gas de mercurio debe ser de Acero Inoxidable, lo que asegura, que el azogue recuperado no se ensucia. Esto se puede comprobar con un Imán. Un Imán no se pega al tubo de acero inoxidable. 
La retorta debe cerrarse herméticamente. Esto se puede comprobar soplando con la boca por la salida del tubo. Si no escapa aire por la tapa, la retorta esta bien. 


Procedimiento recomendado 

 

 


Una vez que ya haya amalgamado (azogado) el oro, Usted debe proceder a lavarlo con la ayuda de los aditamentos que comúnmente usa en el lavado; como son panela, limón, azúcar, otros. Además se debe lavar bien la amalgama para liberarla de partículas de arena fina, restos de hierro y otras suciedades. 

 

 

 

 

Luego de haber lavado la amalgama, se debe exprimirla fuertemente y luego proceder a hacer bolitas de amalgama. Las bolitas se hacen dependiendo de la cantidad total de amalgama; especialmente cuando se va a quemar mas de trescientos gramos.

Observación:
Si Usted quiere calcular la recuperación de azogue, se sugiere pesar la amalgama que va a quemar. 

 

 

 


Sacar el crisol de la retorta, retirando para esto la cuña de la parte inferior. 

 

 

 

 


Limpie el interior del crisol de restos de oxido y pequeñas partículas; con la ayuda de papel higiénico. 

 

 

 

 


Colocar dentro del crisol la bolita de amalgama. 
Si son mas de 300 gramos, las bolitas de amalgama deben colocarse de tal forma que entre ellas queden espacios, los cuales al calentar la retorta permiten un escape efectivo de los gases de mercurio o azogue.

 


 


Luego colocar el crisol en el soporte de la retorta, cerrar herméticamente, colocar en la base del crisol la cuña.
La misma que inicialmente se debe ir apretando poco a poco.

 



 


Si el crisol y la cuña están bien colocados, entonces aprete mas fuertemente la cuña; golpeando para esto la misma con la ayuda de un martillo o piedra hasta que esta quede bien firme. 

 

 

 


Para chequear que la retorta ha quedado herméticamente cerrada, se debe por el otro extremo de la tubería soplar aire con la boca.
Si este no escapa por la tapa de la retorta, significa que esta bien cerrada, en caso contrario volver a chequear si el crisol y la cuña han sido bien colocados.

Si no esta bien cerrada la retorta repita la operación de cerrado del crisol. 


 

 


Una vez que ha quedado bien cerrada la retorta (crisol), proceda a colocar una pequeña funda plástica transparente en el otro extremo del tubo. Luego con la ayuda de una liga plástica cerrar lo mas herméticamente posible la funda contra el tubo.
(No se olvide de desalojar el aire del interior de la funda).

 

 

 


Luego que el crisol y la funda plástica están bien colocadas, ponga la retorta en un lugar firme, y fuera de la casa. 


La funda plástica debe colocarse dentro de un repitiente de plástico con agua fría.



 


Seguidamente proceda a llenar el recipiente cuadrado o refrigerador de la retorta con agua fría hasta el tope. 

 

 

 


Una vez que todo esta en regla, prenda el soplete y comience con fuego lento desde los costados a calentar el crisol, evitando siempre que el fuego del soplete caliente el refrigerador lleno de agua.

 

Refinación de oro - Calentamiento de amalgama

 

 

Siguiente >>>

 

 


Biblioteca de Joyeria